Creative Commons 3.0 RSS CSS 2.1 XHTML 1.0
Login  
Registro
 
Escrito por na el martes, 15 de febrero de 2011

Segun Mario Bunge en "La investigación científica" uno de los principales requisitos para la observación es que el investigador debe abstenerse de describir sus propias experiencias. La subjetividad la desdeña para los locos y los poetas. Si pretendemos generar conocimiento (y no mero entretenimiento) debemos limitarnos a describir objetivamente los hechos.
El autor, distingue tres fases en todo proceso de observación:
1.- Tomar consciencia del objeto
2.- Reconocer el objeto a grandes rasgos.
3.- Describirlo.
Pero...

¿Cómo abordar, cómo reconocer y describir la consciencia desde la inconsciencia?
¿Cómo generar conocimiento cientifico del mundo interno?
¿Renunciamos a todos los objetos de estudio que no encajen en el metodo?

Puede que esto no cumpla las condiciones para considerarse conocimiento.
Tampoco pretende convertirse en arte.
Igual ni siquiera cumple los requisitos de la locura...
Pero aun así, sólo intentándolo podré saberlo.

A lo largo de la historia el conocimiento ha estado vetado para muchas personas. Y de todos los conocimientos, el interno ha sido el mas secreto. Reservado solo para los iniciados.
No comparto ese planteamiento, pero admito que es un metodo, como otro cualquiera, de acceder a la consciencia de forma sistematica. Celosamente transmitido del que sabe, al que aprende.
Al vulgo se le presupone la insconsciencia igual que al aspirante a sabio se le presupone esa búsqueda que caracteriza la consciencia. Esa búsqueda, que no siempre encuentra.
Hoy por hoy, no tenemos forma de diferenciarlo. Y la psicología estudia al ser humano metiéndonos a todos en el mismo saco. Dejando fuera nuestra consciencia. Estudia nuestra conducta, nuestras neuronas, pero no tiene en cuenta, desde un punto de vista científico, ese trabajo personal, ese crecimiento, esa búsqueda, esa llama interior...
Estudiando el cerebro, nos han dejado sin alma. Y aunque me pese, a veces la noto dentro. Sé que esta ahi.
Aunque no pueda explicarla, eso no hace que desaparezca.

Desde hace algun tiempo, me he dado cuenta de mi propia inconsciencia. Y, por decirlo de un modo suave, no me ha resultado nada agradable descubrirlo. Sé que no puedo, ni quiero, pagar al maestro. Me encantaria contar con la seguridad del guia, pero tal y como esta montado el tinglado, he dejado de buscarlo. No porque, prepotente, desdeñe la ayuda externa, sino porque solo me vale si es desinteresada. Y el altruismo, a mi forma de verlo, esta mas lejos incluso que la alquimia y el alma.
Para mal o para bien, es mi propio camino. Y, siguiendo un viejo anhelo, me encantaría compartirlo.
Contribuir de una forma u otra a ese cacareado despertar. A ese tomar las riendas de todo nuestro potencial.
y para encontrarme, tengo que hacerlo sistemático. De esa forma, supongo, es mas fácil darme cuenta de dónde me estoy perdiendo.

He decidido aplicar el metodo científico aun sin cumplir los requisitos que se le presuponen. Una de las primeras cosas que nos enseñaron en el "cole" es a dividir la "investigacion" en partes. Una vez definidas las variables y toa la pesca, primero se mide para ver la situación de partida, luego se interviene segun las hipótesis que se quieren contrastar, y finalmente se vuelve a medir para ver si los cambios van en la dirección esperada. A groso modo, según recuerdo.

Pretendo aplicar todas esas ideas para aceder a mi propia consciencia.
Si nos ha llevado a las estrellas, igual funciona aqui dentro.
Si me estoy equivocando, por favor, avisarme.

Como el tema se me queda tan grande, tan extenso, tan complejo... vayamos por partes.
3 ciclos. Como en el cole. El primero dedicado a evaluar el punto de partida. Registro de la situación en la que ahora mismo me encuentro. Fijar objetivos y revisar los conocimientos relacionados.
El segundo ciclo esta focalizado en la toma de consciencia. Con ejercicios prácticos. Dicho de otra forma, sometiendo a prueba esas ideas.
El objetivo del tercer ciclo es evaluar los resultados. Ver donde he fallado y las posibilidades de mejora para, si no lo he conseguido, volver a empezar.
Cada ciclo tiene 4 semanas porque 4 son las capas que quiero observar. 4 niveles distintos de consciencia.
La primera semana dedicada al cuerpo, la segunda a las emociones, la tercera a los vínculos y la cuarta centrarme en el nivel mental.
Y todo esto empieza a partir de ya.
Ver Comentarios (1) Temas relacionados: Consciencia