Creative Commons 3.0 RSS CSS 2.1 XHTML 1.0
Login  
Registro
Harto de ser lo que se espera, harto de hilar para sentirme inteligente... 
Escrito por Yosi_ el jueves, 27 de septiembre de 2007

A menudo llegamos a ser tan imbéciles que ni siquiera el vergonzoso aura de pragmatismo que cubre la sociedad en estos tiempos que nos ha tocado vivir logra remediar el ridículo al que estamos abocados. Quizás una dosis adecuada de egoísmo inteligente podría hacernos pasar por unos cabrones muy lúcidos, con la vista permanentemente fijada en el adorado ego de forma fríamente calculada. Pero no nos salva ni eso, porque donde acaba el afán de acaparar y el desprecio por todo lo que se sitúe más allá de nuestros intereses personales empieza el borreguismo impuesto por los intereses creados de quienes pueden permitirse el lujo de tenerlos.




Somos una sociedad ciega y mezquina hasta el absurdo, condenada a vivir midiendo los éxitos propios en función de los fracasos de quienes nos rodean, dispuestos a hundirnos en la mierda todo lo necesario, siempre y cuando nuestro entorno se encuentre en todo momento un palmo más adentro, dispuestos a delatar traicioneramente a quien logre escapar del redil, aún cuando no sea a costa de nadie. Solo por el oscuro placer de quedar por encima, aunque eso signifique admitir ser pisoteado con crueldad por aquellos que por pertenecer a un mundo distinto tengan licencia para hacerlo y escapar a los juicios y las condenas del resto de los mortales (a pesar de que una vez en su propia esfera, la historia se repita).



Nos jode que la gente enferme o sufra terribles dolencias solamente por la repercusión que eso tiene en el presupuesto de la seguridad social, y no dudamos en señalar con dedo acusador a quienes “se lo han buscado”, porque según se comenta en la barra del bar, “no tienen derecho a estar pagándose el capricho a mi costa”. Nos enerva que haya quien “okupe” una casa abandonada de propiedad pública con dudosas comodidades y nos sentimos profundamente afectados por ello, por aquello de “no te jode los niñatos, con la hipoteca que yo tengo que pagar”. Nos hierve la sangre que alguien cuya vida debería estar abocada a trabajar en la construcción doce horas al día decida que elegir otro tipo de vida menos convencional, que implica pasar a ser considerado un parásito social que no contribuye a “levantar el país”.



Pero sin embargo nos dan igual los irrisorios convenios que firmen los perros falderos de la patronal, nos dan igual las leyes del trabajo que ponen nuestra cabeza en bandeja de plata al ejecutivo de turno, no nos importa en absoluto que una empresa obtenga como beneficio la mitad del producto de nuestro trabajo (y si te importa es porque eres un vago o un parásito social), que haya unos cuantos miles de personas viviendo de rentas por ser propietarios de un negocio afortunado cuya suerte se basa en explotar a otras tantas personas en situación menos favorecida. Nos indigna que alguien tenga la osadía de levantar la voz y arrancar de las garras del usurero de turno 5 euros para pagar la comida por la que nosotros hemos tenido que sudar la gota gorda, pero no nos importa que dicho usurero nos atraque a manos llenas.



Porque lo establecido es así y hay que cumplirlo, no nos hace sentir gilipollas ni nos sugiere que seamos demasiado cobardes para hacer otro tanto, sencillamente es lo que se debe cumplir y casi todo el mundo lo hace sin rechistar. En cambio las notas disonantes resultan muy molestas, nos recuerdan lo que somos, lo que podríamos ser, remueve las bases sobre las que se sostiene lo insostenible, rompe las reglas del juego que tácitamente aceptamos a cambio de que los demás hagan otro tanto. No tenemos ni pizca de conciencia crítica, de solidaridad o de nobleza para alegrarnos de los éxitos de nuestros compañeros de fatigas. Voceamos cuando alguien se lleva la calderilla y callamos con la mirada baja mientras vemos pasar las carretillas llenas de fajos. Somos unos hijos de puta, pero además somos tontos.
9 Comentarios Temas relacionados: Sociedad 

Enviado por Cronos el jueves, 1 de enero de 1970

Es que comparado con el robo sistemático del "sistema", todo robo material es casi irrisorio.



No hace mucho un colega me dijo "Todo aquel que desea poseer más de lo que necesita para el y para los suyos solo puede tener una intención criminal". Cuanto mas lo pienso, mas le doy la razon.
Enviado por Yosi_ el jueves, 1 de enero de 1970

Y aún así la mayoría de las veces lo realmente complicado esdeterminar lo que verdaderamente se necesita y lo que es prescindible. Esa ambigüedad de conceptos (real en algunos casos y muy cómoda en otros) puede convertirse en causa de muchos abusos o incluso en una semilla de autodestrucción. Y mientras tanto hay mucha gente dedicada en cuerpo y alma a difuminar cada vez más la línea que separa lo que nos da seguridad y lo que nos esclaviza...
Enviado por AutorA el jueves, 1 de enero de 1970

... ¿Y si lo verdaderamente esclavizante fuera esa falsa sensación de seguridad que nos venden?

Sinceramente, creo que todo es prescindible. Nuestra propia existencia, también. Por mucho que lo olvidemos. Por mucho que nos esforcemos por sobrevivir a costa de lo que sea. Ese apego es el principio del fin.

Por otra parte, no soy en absoluto partidaria de las líneas marcadas. Será que nunca tuve claro los bandos.

Ese... ¿como decirlo? ¿Desprecio hacia el ser humano? es lo que posibilita el triunfo del sistema. Alienadxs y to, no merecemos ser cortadxs por el mismo patrón. Somos unicxs ¿recuerdas?


No les des la razón. Por favor.

Enviado por Cronos el jueves, 1 de enero de 1970

Que la seguridad no existe creo que es una verdad como un templo. No en este mundo. Solamente podemos estar seguros de la muerte y los impuestos.



De todos modos, entiendo una doble intencion en el tono del post... a veces, hay que castigar a alguien a quien en el fondo se quiere.



Y bueno, uno se declara humanista. No soporto las visiones nogativistas de la humanidad... pero creo que el fondo de este articulo no es ese. No se critica a quien no se respeta, a quien no se espera que realmente pueda mejorar.
Enviado por handbag for ladies el jueves, 1 de enero de 1970

Shopping for 2013 New handbag for ladies - PandaHope.com
Enviado por handbag for women el jueves, 1 de enero de 1970

Shopping for 2013 New handbag for women - PandaHope.com
Enviado por handbag free shippin el jueves, 1 de enero de 1970

Shopping for 2013 New handbag free shipping - PandaHope.com
Enviado por Replica Watches el jueves, 1 de enero de 1970

Rolex Fake Watches,Cheap Fake Rolex Watches Hot Sale, Our online store offer you a variety of Hublot Replica Watches,all of them are high quality and low-cost.Welcome to buy.
Swiss AAA Replica Rolex Watches Sincerely Opening
Enviado por A el jueves, 1 de enero de 1970

The renamed Breitling DC-3 has since participated in air shows and other events worldwide Replica Hublot embarked on its most ambitious flight to date — a grand world tour in stages Replica Tag heuer taking off from Geneva in March, crossing the Balkans,
through the Middle East and Southeast Asia Replica cartier watches across the Pacific, through the U.S. and Canada, and finally back to Switzerland in September.

Escribe tu comentario:

Nombre:
Web personal (opcional):