Creative Commons 3.0 RSS CSS 2.1 XHTML 1.0
Login  
Registro
 
Escrito por Cronos el miércoles, 21 de octubre de 2009

La torre de Lórum.

Benybeck subió los últimos peldaños de la escalera de caracol. Su pequeña figura, que no superaba la talla de un niño de doce años, parecía incansable. Sus ágiles pies se movían a velocidad endiablada escaleras arriba, mientras el tintineo de las innumerables bolsitas que le cubrían la casaca verde y los desgastados pantalones granates tapaba el ruido de sus pisadas en la húmeda y gris piedra. Su cabeza, cubierta por una larga cabellera castaña recogida en trenzas desordenadas, se movía hacia todos los lados, mirando todo cuanto le rodeaba. Giró su cabeza hacia atrás, dejando ver su rostro de rasgos infantiles y finos, con las mejillas plagadas de pecas y bordeado por sus grandes orejas puntiagudas. Sus ojos verdes brillaban intensamente, sin dejar de moverse de un lado a otro como si estuviera memorizando cada detalle de las paredes de la torre.
-Ragnar, Ragnar... apura, ya casi hemos llegado a la parte más alta...- La fina, incluso chillona voz del miuven resonó en las frías paredes de la torre- Seguro que está aquí protegido por un enorme dragón que...
-Benybeck... no deberías correr tanto...- La voz del hechicero sonaba jadeante mientras subía las escaleras- Podría haber trampas o quizá alguien con malas intenciones...
-Bah, seguro que no hay nadie... le habría oído...- Benybeck sonrió triunfante- Nada escapa a los agudos sentidos de un miuven.
-Ya, esa cantinela me suena, pero por desgracia acostumbro a tener razón.
El miuven se giró de nuevo y subió cuatro escalones más, no sin antes desenvainar su pequeña daga.
-Si hay alguien, le daré su merecido.-El miuven empleó el tono de voz más grave que pudo conseguir.
-Espero no ver nunca el día que aprendas, Beny...
La aparentemente frágil figura de Ragnar continúo subiendo las escaleras. Su ancho rostro, cubierto por una barba de pelo grisáceo y rizo y no demasiado larga, en medio de la cual aparecía una amplia y franca sonrisa, brillaba a causa del sudor producido por el esfuerzo. Pasó sus manos de dedos finos y hábiles por su cabellera negra y tupida, que le alcanzaba hasta los hombros. Tras ello las limpió a la túnica gris, de buena factura, que le cubría desde el cuello hasta los pies, con un grueso cinturón de cuero negro ciñéndola a la cintura. Ragnar no superaba el metro ochenta, aunque Benybeck sabía que parecía crecer cuando se disponía a lanzar algunos de sus conjuros más poderosos. Lo que más había sorprendido siempre a Benybeck de Ragnar era lo expresivo de sus ojos negros. Cualquiera que se fijase podría leer su estado de ánimo con sólo mirarle a los ojos... si se atrevía... una mirada de Ragnar enfadado podría asustar al más valiente, e igualmente, una de sus miradas en calma podría serenar al más agresivo de los hombres. Pero desde luego, lo que más le atraía de Ragnar eran dos cosas; por un lado, la cantidad de sortilegios distintos que le había visto hacer, y por otro, el hecho de que a pesar de que nunca se lo diría, era cierto que solía tener razón.
-¡Oooooh!- el miuven parecía decepcionado mientras subía los últimos escalones.- No hay Dragón... sólo una estúpida estatua... y por cierto, no veo el ojo por ningún sitio... creo que nos hemos vuelto a equivocar....
-Espérame ahí quietecito...- Ragnar se esforzaba por seguir el paso del inquieto miuven- Noto algo que no me gusta...
Aún no había terminado de decir ésto, y el miuven ya se había introducido por la abertura en la que terminaban las escaleras. Ragnar subió los últimos escalones, y cuando asomó la cabeza por la abertura, vio la gran estancia superior de la Torre de Lorum. Las paredes y el suelo eran de piedra de color ocre y estaban cubiertos de polvo. La estancia era de planta circular, bastante amplia, y las paredes estaban decoradas con falsas columnas unidas por arcos semicirculares que rodeaban toda la sala. Sobre ella, las paredes se cerraban formando una bóveda. Toda la estancia estaba iluminada por antorchas, situadas en cada columna, lo cual le daba un aspecto fantasmal. Dibujado en el suelo había un círculo de baldosas de mármol azulado que rodeaba una enorme estatua del alto de dos hombres, sin ningún tipo de pedestal, y que representaba a alguien fuerte y musculoso, totalmente calvo y de cara y mandíbula anchas, aunque muy poco definidas. La otra visión de Ragnar le mostraba un brillo blanquecino que emanaba de la estatua y del círculo, revelándole su naturaleza mágica. Inmediatamente, el hechicero sospechó cual era la trampa.
-Beny, no te acerques al círculo...
-¿A qué círculo te refieres? ¿A este círculo?- Las palabras de Benybeck resonaron en la estancia justo en el momento en el que el pequeño miuven saltaba por encima de la línea de baldosas azules. Según posó un pie en el interior del círculo, las baldosas que lo formaban comenzaron a brillar, emitiendo una luz azulada que llenó toda la estancia. Un fuerte crujido sonó, proveniente de la estatua.- ¡Ups!.. Sin duda era éste el círculo...
-¡Apártate de la estatua inmediatamente!- El miuven, consciente de que la mole de piedra había empezado a moverse, decidió que lo más prudente sería hacer caso a su amigo.
-Lo siento... yo... no... Quería... sabía... que eso iba a...-El miuven parecía realmente apenado mientras corría hacia el principio de la escalera donde se encontraba Ragnar - Por cierto... ¡Uau! ¡Es la primera vez que veo una estatua que se mueve!
El monstruoso ser de piedra dio dos largas zancadas, con los puños cerrados, haciendo temblar el suelo con su enorme peso. Sus movimientos no eran muy rápidos, pero sí lo suficientemente veloces como para sorprender al que observase su enorme peso.
-¡Detrás de mí, Benybeck! ¡Corre!
Ragnar comenzó a musitar y a mover sus manos lentamente, trazando símbolos arcanos en el aire. El volumen de su canto se fue elevando lentamente. Alrededor de sus muñecas una luz, chisporroteante y blanquecina, se acumulaba formando un aura. Benybeck vio, mientras corría hacia él todo lo que podía, como la forma de Ragnar cambiaba, haciéndose difusa, como si la viese a través del humo de una hoguera. Vio como sus rasgos se afilaban, y como sus ojos se hacían más profundos, más intensos, más amenazadores, recordando los de algún ser mucho más oscuro. Vio como su forma crecía y se hacia más ancha, más fuerte. Su voz era ya un potente grito que llenaba toda la sala, y continuaba con su extraño cántico. Incluso él podría llegar a sentir miedo de aquello en lo que parecía que se podía convertir Ragnar cuando recurría a su magia, si no fuese porque aquel enorme poder que parecía estarse desatando en el hechicero estaba destinado a librarle de la mole de piedra viviente... y porque los miuvii no sabían en qué consistía el miedo. Aquella cosa estaba cada vez más cerca. La luz azulada que se acumulaba alrededor de las manos de Ragnar y el extraño cántico que entonaba parecieron llegar a su punto culminante justo en el momento en el que el miuven pasó por su lado. De pronto, una luz blanca llenó la estancia. Y a la vez, un gran estruendo mezclado con chasquidos resonó en la bóveda. Un rayo azulado y cargado de energía partió de las manos del hechicero hacia la estatua animada.

-¡Al suelo, Beny!- El grito de Ragnar sonó por encima del chisporroteo del rayo que había conjurado. - ¡Tírate al suelo!

Benybeck tardó sólo un instante más de lo que debía en hacer lo que Ragnar le ordenaba. El rayo, tras atravesar a la enorme criatura, agrietándola y haciendo saltar pedazos de piedra, rebotó una y otra vez en las paredes de la torre, haciendo caer las porciones del muro en las que golpeaba y destrozando todo a su paso. En las múltiples trayectorias que siguió, el rayo alcanzó varias veces a la estatua, haciéndola agrietarse más y más, hasta que, en el momento en el que parecía que el rayo había perdido toda su fuerza, la golpeó una última vez, extinguiéndose después por completo. La estatua continuaba moviéndose, pero más lentamente. Intentó dar un paso más hacia delante, pero la pierna en la que apoyaba el enorme peso comenzó a resquebrajarse. La enorme mole cayó al suelo, sin poder mantener el equilibrio, y al caer se deshizo en pedazos, como si fuese de cristal. De pronto todo quedó en calma.

La luz emitida por el conjuro se apagó lentamente, como si aún estuviese latente en el aire, y poco a poco la claridad del exterior se fue adueñando de la estancia, entrando ahora a través de las paredes destrozadas. La nube de polvo producida por los impactos del rayo en la piedra comenzaba a depositarse en el suelo, lentamente.

Ragnar observaba la escena a varios metros de altura, suspendido en el aire por su magia.

-¡Benybeck!- La voz del hechicero sonaba jadeante, aunque potente- ¿Dónde estás? ¡Benybeck!- Ragnar observó el suelo de la estancia, ahora cubierto de cascotes y porciones de pared- ¡Benybeck! ¡Si me oyes, grita!

Ragnar descendió lentamente hasta que se posó en el lugar en el que se encontraba cuando lanzó el rayo y comenzó a mover los cascotes por la zona por la que había visto al miuven por última vez. La luz azulada ya se había apagado por completo y la estancia estaba ahora iluminada por los rayos de sol que se colaban por los huecos de las paredes, que, al atravesar la nube de polvo le daban a todo un aspecto extraño, irreal. Los movimientos del hechicero se hicieron más rápidos pues temía por la vida de su compañero.

-¡Benybeck!- La voz del hechicero sonó ahora más apremiante- ¿Dónde estás? Si te ha pasado algo no me lo perdonaré jamás...

Ragnar levantó, con una fuerza que a simple vista nadie diría que tenía, una porción de la pared. Bajo ella vio un hueco entre los escombros, como si la porción de muro que acababa de apartar hubiese hecho de escudo o de contención al resto de trozos de pared que habían caído sobre ella. Debajo, acurrucado, con parte de la ropa y el pelo chamuscados vio el cuerpo del miuven, cubierto de polvo.

-Oh, dioses... Benybeck...

Con sumo cuidado, Ragnar sacó a su amigo del hueco entre los escombros y lo depositó cerca del centro de la estancia, en una de las pocas zonas que no habían alcanzado los restos de las paredes o de la estatua. El hechicero acercó su mano al cuello del miuven, y cuando comprobó que estaba vivo, respiró aliviado.

-¡Benybeck!- Ragnar dio un par de palmadas en la cara de su compañero, que se veía aún más pálida por la iluminación y por el polvo que la cubría- ¡Vamos, maldito enano, despierta!

Los ojillos del miuven se abrieron, y en su cara apareció una enorme sonrisa, como si estuviese despertándose del más feliz de los sueños.

-Uau, Ragnar... Ha sido... ha sido... ¡el mejor conjuro que te he visto hacer nunca!
- He estado a punto de matarte.- En la voz del hechicero asomaban a la vez la alegría por que su amigo estuviese vivo y la culpabilidad por haberle puesto en peligro- Ya sabes que me cuesta mucho controlar mi poder aquí. Créeme que lo siento.
-¿Sentirlo?- El miuven se puso de pie de un salto- ¡Pero si ha sido maravilloso! ¡Y además has destrozado a esa cosa! ¡Y mira cómo has dejado todo esto!

Ragnar sólo pudo sonreír.

-Aun así Benybeck... podría haberte matado a ti con él.- Su voz seguía sonando grave, preocupada.- He de aprender a controlar mi poder.
-¡Pero si yo estoy bien! - Como para demostrarlo, Benybeck comenzó a saltar de un montón de cascotes a otro.- ¿Ves? Estoy perfectamente... ha sido sólo un pequeño golpe.
-Espero que nunca se acabe tu suerte. O por lo menos no estar allí cuando ocurra.
-¿Acaso piensas que eso puede llegar a ocurrir?- El miuven colocó su mano en la cintura, en una postura desafiante aunque inevitablemente cómica- La duda ofende, hechicerillo de tres al cuarto.

Ragnar no pudo más que reír, esta vez francamente, como si su preocupación hubiese desaparecido.
-Por cierto, Rag, ¿está aquí?
-Creo que sí. Ahí, entre los restos de la estatua. Si no es el ojo, es algo muy poderoso.-El miuven se apresuró a examinar los restos de la estatua viviente.- Ten cuidado, sea lo que sea podría ser peligroso.- Mientras decía esto, el hechicero se acercó al lugar donde el miuven revolvía lo que quedaba de estatua.
-¡Sí! ¡Sí! ¡Sí! ¡Sí! ¡Al fin! ¡Lo he encontrado! ¡Por fin! - Los gritos de alegría del miuven resonaron en toda la estancia- Porque es esto ¿verdad, Rag? Dime que sí vamos, vamos dime que es el ojo de Anathar, dime que sí, venga, dilo, dilo- Una esfera dorada y brillante, como si emitiese luz por sí misma, y no más grande que una bala de honda, pasaba de una mano del miuven a la otra a cada palabra que este decía- Oh, venga Rag, no me hagas esperar, dime, dime, ¿es el ojo, verdad?-Las palabras se atropellaban en la boca del inquieto miuven.
-Benybeck, si no dejas de moverlo, y, sobre todo, si no me dejas examinarlo, dudo mucho que pueda aclararte algo.

Benybeck se quedó mirando fijamente a Ragnar, con rostro inquisitivo.

-¿Cumplirás lo que hemos pactado, no?-La mueca de avaricia del miuven se tornó en una ancha sonrisa, disipando cualquier duda de la mente del hechicero.- Vamos, es broma Rag, no me mires así.- Benybeck le lanzó la esfera dorada al hechicero, que la cogió en el aire con un movimiento limpio.
-Bien, bien, bien...- Ragnar giró una y mil veces la esfera entre sus dedos, mientras la observaba fijamente.- Desde luego, el poder mágico que esta esfera emite se corresponde con lo que he leído... y la forma es una de las formas descritas en las leyendas... Sólo falta hacer la prueba definitiva...
-¿Y cuál es?
-El deseo. La única manera de saber si esta esfera es el ojo de Anathar es formular el deseo. Si realmente es lo que creemos, lo sabremos al momento.
-¿Entonces... llegó la hora, no? ¿Pones la moneda o la lanzas?
-Si no te importa, prefiero lanzarla. Supersticiones, ya sabes.
-No seas supersticioso, Rag... da mala suerte.-El miuven introdujo su mano derecha en una de sus bolsitas y sacó una moneda de cobre- Esta tiene cara y cruz... compruébalo.
Ragnar cogió la moneda que le tendía el miuven y la miró distraídamente.
-Está bien, y además no es mágica.-Ragnar sonrió al ver la cara de ofendido que puso el miuven.- Era broma, no te enfades. ¿Cara o cruz?
-Mmmm ¡Cara!.. Ooo... ¡no!, mejor mmm... ¡Cruz!.. No, no, no, no... ¡Cara!... mejor... mejor..., bueno, si... ¡no! err...
-Benybeck, si no te decides de una vez, podríamos estar aquí durante años.
-Vale, vale- El miuven introdujo de nuevo la mano en varias de sus bolsitas- Tiene que estar por aquí...-Finalmente, sacó otra moneda, esta de plata, de uno de sus bolsillos.- Aquí está, mi moneda de la suerte, nunca falla... Si sale cara escojo cara... y si no, escojo cruz.-Con un movimiento rápido, el miuven lanzó la moneda al aire y, antes de que alcanzara el punto más alto de su viaje, la agarró rápidamente con su mano derecha. Tras girar la mano varias veces, como si estuviese indeciso sobre en que sentido mirar la moneda, finalmente se decidió por uno y la miró. Ragnar pudo ver claramente el busto de algún rey de algún imperio remoto en la parte superior de la moneda.- Cruz. Pido cruz.
Ragnar lanzó la moneda al aire, y dejó que cayese sobre su mano, cerrándola sobre ella. Tras ello apoyó la moneda en su mano izquierda y levantó la derecha, dejando ver un escudo heráldico impreso en ella.
-¡Bien! ¡Bien! ¡Bien!... ¡Yo gané!- el miuven comenzó a hacer cabriolas entre los escombros.- ¡Gané! ¡Gané! ¡Gané! ¡Ahora tengo mi deseo! ¡Bien!
-Bien... vete pensando lo que quieras entonces. Pero piénsalo bien, podría ser peligroso.- Aún no había acabado de decir esto, cuando el miuven comenzó a reírse a carcajadas- ¿Qué ocurre? ¿Qué te hace tanta gracia?- El miuven estaba casi ahogado por la risa.
-Yo...-Una nueva carcajada interrumpió las palabras del miuven- Yo... me había olvidado... de que... - Los espasmos de la risa hacían entrecortada la voz del miuven- ¡Mi moneda de la suerte es de dos caras! ¡He ganado haciéndome trampas a mí mismo!
Ahora fueron dos las carcajadas que se oyeron en la cúpula de la torre. Tras unos momentos en los que los dos amigos se recuperaron de sus largas risas, Ragnar preguntó de nuevo al miuven.
-¿Y bien, qué es lo que vas a pedir?
-Puessssss -La voz del miuven sonaba ahora dubitativa- La verdad, llevamos tanto tiempo buscando el ojo que aún no se me había ocurrido que podía pedirle. Mmmmmmm no sé... quizá podría pedir ver el más grande de los dragones que jamás hayan existido... o podría pedir que lloviesen peces de colores... o ¡ya sé! ¡Podría pedir tener para mí un bardo que supiese todas las historias que han ocurrido nunca en Isvar! o...
Mientras Benybeck continuaba con sus ensoñaciones, Ragnar permanecía con una sincera sonrisa en su rostro, aunque en sus ojos se podía ver la tristeza que para él suponía ver aquel objeto utilizado de aquella manera, cuando podía suponer la salvación para su padre, Ademar, el hechicero, sobre el que sólo había podido saber viejas historias inconexas, leyendas en su mayoría. Él estaba atrapado en algún lugar, lejos de su plano de existencia, lejos del lugar que debía ocupar y del deber para el cual existía. Y lejos de él. Se sintió solo, incomprendido, sabiendo que era uno de los pocos de su especie, si no el único, que vivía junto a hombres, elfos, enanos... atrapado en un hombre, atado a los sentimientos y a las limitaciones físicas de su cuerpo, pero a la vez tan distinto a ellos, con su esencia proveniente de otro plano, con su inmenso poder heredado de la naturaleza de sus antepasados, casi imposible de contener en su frágil forma física de hombre. Y su propio padre, probablemente el único ser que podía comprenderle, el único que era como él, estaba lejos, encerrado en un lugar que ningún hombre podría llegar ni tan siquiera a imaginar, perdido en uno de los innumerables infinitos que componían la realidad. Y ahora iba a perder su única esperanza de encontrarle quién sabe por cuánto tiempo, quién sabe por cuántas generaciones de hombres y de aquella manera. A pesar de alegrarse por su buen amigo, no pudo contener la tristeza que le invadía.
-Toma. Pide tú el deseo. Ya no lo quiero.- El miuven miraba con su cara de niño compungida, casi llorosa hacia Ragnar.- Sea lo que sea lo que quieres, seguro que es más importante que lo que quiero yo.- Una lágrima cayó por una de sus mejillas.- además, hay tantas cosas que puedo pedir que seguro que después me arrepiento porque pienso que después querría otra y me iba a poner muy triste. Tú no querrías que esto ocurriese, ¿verdad?
-Ya estás triste, Benybeck. Y no pienso pedir ningún deseo por ti. Es tuyo y tú has de pedirlo.- Aunque Ragnar sonreía, un tono de gravedad iba unido a su voz.
-Bien, entonces, dime qué quieres que pida.- El miuven sonreía de nuevo, orgulloso por la solución que había encontrado.
-No puedo, Benybeck. Hay demasiadas cosas de mí que aún no comprendes. Si quisiera, podría forzarte a utilizar el objeto para mí, si quisiera podría haber ganado en la moneda, pero ¿crees que sería feliz fallándole a un amigo? ¿Crees que mi éxito serviría de algo unido a un acto tan rastrero? No. Somos amigos, Beny, tu felicidad es parte de la mía. Y tú has ganado, debes pedir el deseo que te corresponde y yo no debo influirte de ninguna manera. Si no lo hiciese traicionaría mi propia esencia... ¿entiendes?
-Pues... no demasiado.- La voz de Benybeck se volvió arrogante- ¿Pero sabes lo que creo? Creo que eres un testarudo y que acabarás entrando en razón, y que seguro que algún día sabré realmente lo que quieres y ese día utilizaré el objeto y ya está. Así que lo guardaré mientras tanto y cuando llegue el momento lo usaré y ya está, hala. Así que dámelo. Y ni se te ocurra decirme que no porque entonces estarías faltando a tu... emm... propia... ¿cómo dijiste antes?
-Mi propia esencia, Benybeck- Ragnar tendió la esfera hacia el pequeño miuven.- Mi propia esencia.
-Eso, tu esencia, sea lo que sea- Benybeck tomó la esfera de la mano del hechicero.- además...
Cuando Benybeck tomó el objeto de la mano de Ragnar, notó algo, una fuerza extraña que avanzaba desde el objeto por su cuerpo, llenándole de un poder que desconocía, pero que sin duda provenía del propio objeto, un poder que avanzó por su brazo, por su cuerpo, por su mente, hasta apoderarse de todo. Benybeck oyó una voz grave, cavernosa, que hacía eco en los restos de la bóveda, notó sus propios labios moviéndose, pronunciando palabras... pero ¡Él no era el que hablaba! ¡Era el objeto! Miró hacia Ragnar y vio que estaba tan sorprendido como él, sino más.

-Ya tengo mi deseo.-Los labios del miuven seguían moviéndose, como si fuese él mismo el que estuviese hablando, pero la voz, profunda, cavernosa, potente, venía de todas partes a la vez y de ninguna en concreto.-Deseo que Ragnar y yo volvamos al tiempo que nos corresponde.
Los rostros de los dos amigos se tornaron más sorprendidos si cabe al notar que la realidad se deformaba a su alrededor y se desvanecía, retorciéndose y difuminándose, hasta que sólo les rodeó la oscuridad más absoluta y la sensación de caer... de caer en un abismo en el que el tiempo no tenía sentido... de caer en un instante eterno.
11 Comentarios

Enviado por na el jueves, 1 de enero de 1970

ojala fuera de isvar, en el momento crucial, se realice el deseo solo con desear.
es humano afrontar las encrujijadas. el arte de magia mola, pero no siempre resulta convincente.
las voces del otro lado, no deberian evitar los dilemas humanos...¿no crees?
tomó la decision, pero no lo consiguio por si mismo.
demasiado facil.
Enviado por Cronos el jueves, 1 de enero de 1970

Ninguno de estos dos personajes es realmente "humano", pero claro, eso aun no lo sabes... Aunque en parte se deja ver hacia el final cuando Ragnar habla de "su esencia"...

Tiene sentido, creeme. Lo que me llama la atencion es que resaltaras algo que en este capítulo es un poco secundario, pero que está ahi... Mola. :)
Enviado por na el jueves, 1 de enero de 1970

para mi gusto, claro. pero es complicado sin saber los derroteros que les reserva el destino, digo... el autor.
el genial poderlo comentar aunque sea para equivocarme.
Enviado por Cronos el jueves, 1 de enero de 1970

En Isvar es fundamental el concepto del libre albedrío... y tiene una explicacion, aunque aun es pronto... Estoy buscando un cuento que muestra bastante de todo eso, aunque solo parcialmente...

Sigo diciendo que me sorprende que entraras al trapo en ESE tema, que es bastante central en la ambientacion, y en la novela... Aunque lo tratamos relativamente poco de manera directa, está por todas partes...
Enviado por na el jueves, 1 de enero de 1970

ESE tema es bastante central en mi vida entera. pero hoy no me voy a poner peliculera.
es curioso porque el comentario desta mañana lo mande sin leer la replica ni nada. y venia a admitir justo lo que contestas. que no se puede hablar sin conocer la trama.
si dices que tiene sentido, te creo. pero...¿podrias explicarme como se come el libre albedrio con el sentirse poseido?
que tampoco tiene que ser ahora. si dices que es pronto, lo comprendo. impaciente espero.
y bueno, vale que los personajes no sean humanos. pero sí es humano lo que estas escribiendo. sentirse solo, incomprendido y unico es tan nuestro, que me cuesta imaginarlo fuera de contexto. y puede que todo valga en la magia. y sean posibles tantos enfoques como hechiceros, pero... si no te importa, te seguire diciendo todo lo que me chirria por dentro.
a mi me ayuda, y te lo agradezco.
Enviado por Cronos el jueves, 1 de enero de 1970

Claro!! No esperaba menos. Para eso lo enseño... :)
Enviado por Replica Watches el jueves, 1 de enero de 1970

Cheap Replica High Quality Replica Watches- Replica Watches UK For Sale, We offer high quality and low price Rolex Replica, Such as Replica Cartier Watches,Replica IWC Watches, Replica Panerai Watches Omega Replica Watches and so on.
Enviado por xiaozhengm el jueves, 1 de enero de 1970

2016-1-30 xiaozhengm
coach factory outlet
michael kors
moncler jackets
christian louboutin outlet
michael kors
michael kors handbags
jordan 8
ralph lauren outlet
nike trainers
louis vuitton outlet
ugg boots
timberland outlet
michael kors
michael kors handbags
sac longchamp
coach outlet
coach outlet
jordan 6
coach outlet store online
ray bans
canada goose outlet
louis vuitton outlet
ugg outlet
coach outlet
michael kors bags
jordan 4
fitflop uk
ed hardy uk
oakley sunglasses
longchamp handbags
nike air max
coach outlet
michael kors outlet
louis vuitton
gucci
nike blazer
michael kors handbags
michael kors outlet online
louis vuitton outlet
cheap jordan shoes
uggs outlet
fitflops
nike outlet store
ray ban sunglasses
true religion outlet
michael kors outlet
air jordan 13
burberry outlet
coach canada outlet
gucci borse
michael kors outlet
nike roshe runs
louis vuitton handbags
oakley vault
marc jacobs
nike shoes
christian louboutin outlet
toms shoes
michael kors outlet
coach factory outlet
basketball shoes
ralph lauren uk
louis vuitton handbags
nike store
hermes uk
michael kors uk
soccer jerseys
michael kors
ugg sale
ugg boots
sac longchamp
coach outlet
new balance outlet
chaussure louboutin
louis vuitton outlet
louis vuitton
michael kors
coach outlet
jordan retro 3
canada goose uk
oakley sunglasses
pandora jewelry
ghd
adidas outlet store
coach outlet
christian louboutin uk
toms outlet
coach factory outlet
burberry outlet online
louboutin
ray ban sunglasses
kate spade handbags
louis vuitton
coach factorty outlet
adidas uk
cheap toms
kate spade
sac longchamp pas cher
nike free run
coach outlet
true religion outlet
mulberry bags
michael kors outlet
chi flat iron
michael kors handbags
mont blanc pens
burberry outlet
ugg sale
kate spade outlet
burberry outlet
toms outlet
ralph lauren pas cher
louis vuitton borse
moncler jackets
mont blanc pens
canada goose
coach outlet
cheap jordans
adidas shoes
adidas shoes uk
toms
coach factory outlet
toms shoes
gucci outlet
christian louboutin outlet
cheap ugg boots
coach outlet
gucci outlet
polo outlet
adidas gazelle
ray ban sunglasses
ed hardy outlet
nike blazers
hermes belt
polo outlet
michael kors handbags
louis vuitton outlet
michael kors outlet
coach factory outlet
michael kors outlet
pandora charms
jordan pas cher
fitflops
north face outlet
snapbacks wholesale
rolex replica watches
louboutin
tiffany and co
nike free runs
ugg boots
mizuno running shoes
hollister outlet
michael kors outlet
ugg outlet
louis vuitton handbags
coach factory outlet
michael kors outlet
abercrombie
cheap uggs boots
true religion outlet
adidas trainers
juicy couture
air jordan uk
nike uk
adidas superstars
ghd hair straighteners
ugg australia
burberry outlet
cheap uggs
ray ban sunglasses
longchamp bags
michael kors outlet online
polo ralph lauren
burberry outlet
ugg outlet
kate spade outlet
michael kors uk
michael kors outlet online
tiffany jewelry
nike outlet
mcm outlet
burberry outlet online
toms outlet
ray ban sunglasses
ray ban
ralph lauren uk
ralph lauren outlet
christian louboutin shoes
michael kors uk
ralph lauren outlet
sac longchamp pliage
oakley sunglasses
true religion jeans
ray ban outlet
air force 1
michael kors outlet
nike roshe run women
ugg boots
tory burch outlet
nike air jordan
kate spade outlet
timberland boots
louis vuitton
michael kors outlet
coach outlet
louis vuitton outlet
michael kors outlet online
michael kors handbags
cheap jordans
louboutin pas cher
fitflops
jordan 4 toro
jordan 3
nike air max shoes
coach factory outlet
ugg outlet store
nike huarache trainers
jordan 8s
caoch outlet
true religion jeans
coach outlet
nike sb shoes
kate spade outlet
ugg boots
adidas originals
louis vuitton bags
nike sb
michael kors outlet
coach factory outlet
canada goose jacket
toms outlet store
louis vuitton handbags
louis vuitton pas cher
canada goose
jordan 3 infrared
louboutin
michael kors outlet
nike tn
coach factory outlet
coach outlet
canada goose jackets
air jordan pas cher
oakley sunglasses
ture religion outlet
michael kors
ugg boots
louis vuitton
moncler outlet
nike air max uk
michael kors outlet online
michael kors outlet uk
cheap jordans
fitflops clearance
michael kors handbags
air max 95
mcm outlet
toms wedges
oakley sunglasses
longchamp outlet
toms outlet
michael kors handbags
gucci outlet
nike outlet
instyler max
michael kors outlet
jordan 13
canada goose outlet
true religion
jordan shoes
running shoes
coach factory outlet
oakley sunglasses
nike uk
true religion
christian louboutin outlet
coach outlet
canada gooses outlet
prada outlet
cheap uggs on sale
coach outlet
cheap jordan shoes
nike air max
michael kors outlet
north face jackets
christian louboutin
nike trainers
air jordans
nike cortez
ghd straighteners
michael kors uk
christian louboutin outlet
Enviado por Sjcg123 el jueves, 1 de enero de 1970

Ugg boots Sale
toms sale
nike sneakers
australia uggs outlet
pandora online
canada goose jacket outlet
reebok running shoes
new jordan releases
Air Max Femme
cheap christian louboutin
Soccer Boots Outlet nike
Nike Air Max 90
Stone Island Outlet
portafoglio michael kors
nike chaussures
Sportschuhe Nike
pandora charm bracelet sale
billige nike sko
Doudoune Moncler Solde
Ray-Ban Official Discounted Site
Doudoune Femme Pas Cher
scarpe hogan outlet
Nike Zapatos
moncler jacket sale
toms shoes outlet
Toms Shoes For Women
botas de futbol
Veste Moncler Pas Cher
nike joggesko
Moncler Jacket Womens
michael kors handbags on sale
goedkope nike air max
Chaussure Nike Pas Cher
Air Jordan News
Toms Outlet Online
nike tn pas cher
coach factory outlet online
ugg store
Air Max Sneakers
tru religion jeans
Nike Pas Cher Homme
Soldes Ugg
Nike Air 90
nike sportschuhe
canada goose jackets on sale
Anelli Pandora
womens nike air max
uggs for cheap
cheap uggs for women
Ugg Classic Tall
Oakley Outlet
Michael Kors
zapatillas running
ugg boots outlet online
Ugg Pas Cher En France
Nike Air Max Cheap
Adidas Superstar
Nike Shoes Sale Store
Vans Black Sneakers
The official UGG
Canada Goose Official Site
new pandora charms
Sheepskin Ugg Boots
Yeezy Black
chaussures nike pas cher
Air Jordan Retro Sale
Michael Kors handbag on sale
Jordan Schoenen
pandora outlet store
Jordan Sneakers For Sale
Nike Store
moncler girls
Original Ugg Boots
hogan rebel donna
abercrombie and fitch store
nike jordan shoes
Moncler Sale
ray ban wayfarer eyeglasses
Ray ban sale online
cheap nike air max
Nike Factory Store
Nike Pas Cher Femme
Ugg Homme Pas cher
Ugg Grise Pas Cher
Ugg Femme Pas Cher
Ugg Outlet Online Store
new yeezy shoes
nike mercurial soccer cleats
Cheap Stone Island Jackets
Adidas Shoes Discount Marketplace
hogan scontate
Chaussure Nike Air Max Pas Cher
Pandora Store
ugg factory outlet
Doudoune Moncler Femme Pas Cher
nike free
Canada Goose Outlet Store
Canada Goose Outlet
Canada Goose Outlet
Jordan Store
nike air max running shoes
chaussure basket homme
michael kors bags outlet
air force one pas cher
Cheap Michael Kors
Michael Kors Outlet
Ugg Pas Cher Femme
Moncler Store
Michael Kors handbag discount
sac coach soldes
adidas store
Botte Ugg Femme
moncler coats for women
ugg boots for women
adidas outlet stores online
Moncler Outlet Online
Bottes Ugg Femme Pas Cher
louboutin heels
scarpe nike
sac a main michael kors
ugg boots classic
Boty Nike Air
Pandora Beads And Charms
Nike Air Jordan 11
chaussures de foot pas cher
pandora rings
Air Max For Sale
Pandora Official Website
Boutique Ugg
zapatos de futbol nike
fitflops sale uk
Adidas Originals Superstar
zapatillas nike baratas
Air Jordan Release Date
Uggs Outlet Store
retro jordans for cheap
Nike Air Women
Ugg Noir Pas Cher
Bottes Ugg Pas Cher
Michael Kors Handbags Discount
Jordan Future
hyperdunk 2014
nike schuhe günstig
uggs for women
cheap uggs
Ugg Button
cheap air max outlet
pandora bracelet charms
prada outlet
Coach Bags On Sale
Oakley Sunglasses Cheap
huarache sneakers
ugg clearance
Nike Air Huarache For Sale
Uomo Hogan
Timberland skor
Kobe Shoes Nike
air jordan
Air Max 90
converse store
vans shoe store
ugg boots cheap
australia uggs outlet
adidas kläder
zapatilla adidas
Veste Moncler Femme
nike damenschuhe
ugg outlet online
Doudoune Moncler Pas Cher
Nike Air Max Boutique
adidas schoenen
nfl store
official NHL jerseys
nike sb stefan janoski
uggs outlet
nike air
Ugg Boots On Clearance
nike air jordan pas cher
religion store
Doudoune Moncler Site Officiel
chaussure Nike homme
Womens Ugg Boots
Air Huarache
Orecchini Pandora
pandora jewelry store
Lebron 13
canada goose sale online
Negozi Pandora
christian louboutin outlet
nike air schuhe herren
longchamp tote bag
Timberland Outlet
adidas outlet
Sneakers Nike
longchamp bags on sale
cheap real uggs
nike shoes
Nike Air Sneakers
Uggs Pas Cher Soldes
pandora beads
moncler outlet
Nike Online Store
Air Nike
Yeezy Boost Sale Online
Chestnut Ugg Boots
23 is back
newest lebron shoes
nike sportschuhe damen
0205Sjcg

Escribe tu comentario:

Nombre:
Web personal (opcional):