Creative Commons 3.0 RSS CSS 2.1 XHTML 1.0
Login  
Registro
 
Escrito por na el miércoles, 23 de septiembre de 2015

Vale, voy a suponer que esta transformación que estoy viviendo,
activa mi mayoría de edad.
Así, por arte de magia y de un día para otro.
Tal cual.
Lo que ayer estaba prohibido, hoy no sólo puedo sino que debo.

Vale, voy a imaginar que recuerdo
reactivar mi autorregulación
de forma consciente.

Esa capacidad inherente,
en la naturaleza siempre presente,
de hacerme cargo de mi misma.

Simple y llanamente.

Mayoría de edad ayer castrada
por el patriarcado dominante
sobre el papel acotada
a una fecha en el horizonte.
Nunca socialmente alcanzada

Mayor de edad siempre a partir de mañana.
Celebrando mi eterno cumpleaños.
Y no queda nadie.

Por esta vez bastante.

Vale, me lo creo.
Ya soy mayor de edad y puedo y debo orientarme.
Mi autorregulación no es infinita.
Limita al norte con el querer
y al sur con el poder.
Al este con la luz
y al oeste con la sombra.
Por arriba con la materia
y por abajo con la energía.
Por la izquierda con el sujeto
y por la derecha con el objeto.
Con el ser por delante
Y por detras con el no ser.
Mi autorregulación por dentro limita con mi muerte.
Y por fuera contigo.


Escribe tu comentario:

Nombre:
Web personal (opcional):