Creative Commons 3.0 RSS CSS 2.1 XHTML 1.0
Login  
Registro
 
Escrito por na el martes, 21 de marzo de 2017

Desde que tengo uso de razón, uno de los roles que he asumido, en grupos muy distintos, es el de persona conflictiva.
Eso, cuando el conflicto era pequeño y seguían considerándome persona.
Si insistía lo bastante y cruzaba el límite, lo cual era frecuente, bien por ignorancia y/o reactancia, pasaban a considerarme una persona estropeada.
Tarada.
Loca.
En el momento en el que dejo de considerarme enferma y me posiciono en la diferencia, cuando dejo de someterme a tratamiento y me coloco en el lugar en el que decido estar, cuando suelto la enfermedad y la moral, me transformo en el enemigo.
Y la hipocrita lasmitita que sentimos por la enfermita, se transforma en odio visceral ante quien percibe, muestra y traspasa conflictos intolerables.
Intolerables en mi y en el resto.
Hablemos de lo que hablemos, repetimos lo mismo cuando nos quedamos sin argumentos.
Me costó entender porqué evitamos el conflicto.
Y porqué gastamos tanta energía en ocultarlo y reprimirlo.
Porqué tratamos de despojar de su dignidad a quien una y otra vez nos muestra lo que negamos.
Lo que niego en mi y en el resto.
Y así seguimos larvando los holocaustos cotidianos.
Llenando el vaso.
Cueste lo que cueste y a costa de la salud, de la verdad, de la justicia...
A costa incluso de la vida.
Reflexionando sobre el funcionamiento de los grupos en los que he participado y mi trayectoria en ellos, me doy cuenta de algunas cosas que siento que tengo la necesidad de compartir.
Cosas que dinamitan todo lo que creía.
Otra vez.
Me doy cuenta que algunos conflictos pueden hacer que el grupo se rompa.
Y por eso, evitamos a las personas conflictivas y las excluimos.
Para mantener la integridad grupal.
Aunque sea de mentira.
Es un mecanismo de defensa porque una sola persona conflictiva puede destruir un grupo entero si no se le para a tiempo.
¿Qué hacer con todo esto?
¿Qué hacer en asamblea donde cada vez que se tocan temas conflictivos ciertas personas desviamos la atención boicoteando e impidiendo el desarrollo del libre albedrío humano.
Bien porque no lo toleramos, bien porque tenemos intereses egoicos (conscientes e inconscientes) en el juego.
Desde lo humano no tengo respuesta. Ante lys perturbadys, ante lys adictys, ante la histeria colectiva.
Convulsion de repeticion, sí, pero... ¿por qué?
¿Qué hay detras de todo este velo?
Tan solo puedo exponer mi caso:
Estaba poseida.
2 Comentarios

Enviado por hoowei el jueves, 1 de enero de 1970

Any kind of a few replica watches attain a larger well wheel to duplicate the effect, although they don't arrive close to appearance of the period on rolex replica sale. Rolex in which the United Kingdom in the 1914 Joe ended up awarded the Hong Kong Observatory presented the first to watch the exquisitely detailed of the A-level certificate, and global positioning system with the rolex replica sale to share typically the award when specific keiki. Beadset diamond bezel with 25 round cut expensive diamonds and 4 sapphires set in replica watches effervescent wine diamond dial complete with 10 round cut down diamonds, scratch-resistant opal conversion crystal and replica watches uk. You would run into watches in variable looks and styles such as classic, adventure, acetate, wood, stainless steel numerous. This letter indicates the year that the fake rolex sale was produced.
Enviado por A el jueves, 1 de enero de 1970

Avenger line goes still further in this direction. Its stencil-like numerals recall Tag Heuer Replica the distinctive look of military equipment.
And the crown and pushers are designed with function in mind. In contrast to the Chronomat collection Replica WATCHES which features chronographs exclusively, the Avenger line also includes three-hand watches Rolex Replica The look can also be varied with different
straps: Hublot Replica a polished metal bracelet for classic sportiness

Escribe tu comentario:

Nombre:
Web personal (opcional):