Creative Commons 3.0 RSS CSS 2.1 XHTML 1.0
Login  
Registro
ב י ה ש מ ו 
Escrito por na el lunes, 27 de junio de 2016

Cuando los conceptos anteriores aciertan, solo me queda copiar y pegar con humildad.

LAS CLAVES PARA VIVIR EN AMOR INCONDICIONAL SEGUN LAS INDIAS HOPI

Eres única, diferente de todas las otras.

Sin reserva ni duda, permito que estés en el mundo como eres, sin un pensamiento o palabra de juicio.

No veo error alguno en las cosas que puedas decir, ni hacer, sentir y creer porque entiendo que te estás honrando a ti misma al ser y hacer lo que es verdad para ti.

No puedo recorrer la vida con tus ojos ni verla a través de tu corazón.

No he estado donde tu has estado ni experimentado lo que tu has experimentado, viendo la vida desde tu perspectiva única.

Te aprecio exactamente como eres, siendo tu propia y singular chispa de la Conciencia Infinita, buscando encontrar tu propia forma individual de relacionarte con el mundo.


Sin reserva ni duda, te permito cada elección para que aprendas de la forma que te parezca apropiada.

Es vital que seas tu propia persona y no alguien que yo u otras piensen que “deberías” ser.

En la medida de mi capacidad, sin denigrarme o ponerme en un compromiso, te apoyaré en eso.


No puedo saber lo que es lo mejor para ti, lo que es verdad para ti o lo que necesitas, porque no sé lo que has elegido aprender, cómo has elegido aprenderlo, con quien o en qué periodo de tiempo.

Solo tu puedes sentir tu excitación interna y escuchar tu voz interna – yo sólo tengo la mía.

Reconozco que, aunque sean diferentes entre si, todas las maneras de percibir y experimentar las diferentes facetas de nuestro mundo, todas son válidas.

Sin reserva ni duda admito las elecciones que hagas en cada momento.


No emito juicio sobre esto porque es imprescindible que honre tu derecho a tu evolución individual, porque esto da poder a ese derecho para mí y para todas las otras.

A aquellas que elegirían un camino que no puedo andar o que no andaría, y aunque puede que elija no añadir mi poder y mi energía a ese camino, nunca te negaré el regalo de amor que mi espiritualidad me concede para toda la vida.

Como te amo, así seré amada.


Así como siembro, recogeré.

Sin reserva ni duda, te permito el derecho universal de libre albedrío para andar tu propio camino, creando etapas o manteniéndote quieta cuando sientas que es apropiado para ti.


No puedo ver siempre el cuadro más grande del Orden Divino y así no emitiré juicio sobre si tus pasos son grandes o pequeños, ligeros o pesados o conduzcan hacia arriba o hacia abajo, porque esto sólo sería mi punto de vista.

Aunque vea que no haces nada y juzgue que esto es indigno, yo reconozco que puede que seas quien traiga una gran sanación al permanecer en calma, bendecida por la Luz.


Porque es el derecho inalienable de toda vida el elegir su propia evolución, y sin reserva ni duda reconozco tu derecho a determinar tu propio futuro.


Con humildad, me postro ante la comprensión de que el camino que veo es mejor para mi no significa que sea también correcto para ti, que lo que yo creo no es necesariamente verdad para ti.

Sé que eres guiada como yo lo soy, siguiendo tu entusiasmo interno por conocer tu propio camino.

Sé que las muchas razas, religiones, costumbres, nacionalidades y creencias en nuestro mundo nos traen una gran riqueza y nos procuran los beneficios y enseñanzas de tal diversidad.

Sé que cada una de nosotras aprende en nuestra manera única para devolver ese amor y sabiduría al TODO.


Entiendo que si sólo hubiese una forma de hacer algo, sólo necesitaría haber una persona.


Apreciaré tu luz interna única te comportes o no dé la manera en la que considero que deberías, aunque creas en cosas que yo no creo.

Entiendo que eres verdaderamente mi hermana y mi hermano, aunque puede que hayas nacido en un lugar diferente y creas en diferentes ideales.

El amor que siento es por absolutamente todo lo que ES.

Sé que cada cosa viva es una parte de una conciencia y siento un amor profundo por cada persona, animal, árbol, piedra y flor, por cada pájaro, río y océano y por todo lo que es en el mundo.

Vivo mi vida en servicio amoroso, siendo el mejor yo que pueda, haciéndome más sabia en la perfección de la Verdad Divina, haciéndome más feliz, más sana, y cada vez más abundante y gozosa.

Aunque a lo largo del camino puede que me gustes, sienta indiferencia por ti o me disgustes, no voy a dejar de amarte, de honrar tu singularidad y de permitirte ser tu.

Escrito por na el domingo, 26 de junio de 2016

Érase una vez, supongamos, el universo inmanifestado.
Según cuentan quienes los textos antiguos leen, ese es el origen del viaje.
El punto dentro del círculo del que parte la luz en su manifestación.

Parte con la intención de aprender, de experimentar, de comprender...
Y volver para contarlo, claro, despues de recorrer todas las dimensiones del espacio.

Para orientarse en su viaje, la luz cuenta con algunas herramientas:
todas las disponibles en todos los viajes anteriores más todas las que quiera añadir.
Algunas cambian de oriente a occidente y de norte a sur.
Otras no.

Hasta donde sé, el árbol de la vida es una de las herramientas de la cabala.
Un potente símbolo compuesto por 10 vasijas y 22 senderos, que guía a la luz en su viaje de ida y vuelta interdimensional.
10 sefiras, 10 recipientes que pueden contener luz siempre y cuando permanezcan en equilibrio.
Se llenan de arriba hacia abajo y de derecha a izquierda, comunicados por los 22 senderos.
Dicen que llevó algun tiempo diseñar un sistema capaz de orientar la potentísima luz.
Y que muchas vasijas se rompieron antes de conseguir el equilibrio en los 22 vasos comunicantes del alfabeto arameo.

Según el cuento, las letras hebreas conservan el poder de canalizar la luz.
Y me propongo experimentarlo.

Escrito por na el jueves, 16 de junio de 2016

Así, por burofax, una fecha para recordar.
Tras las corrientes vuelven a destinarme al frente.
Y me reincorporo a la batalla desbarriada y sin agua hervida.

Y despues de la reunión y del salto de fe en el proyecto de 4 que se quedó en 2 y que creia de 3 hasta hoy, comprendo al maestro expulsado y los problemas de comunicacion de quien da el resultado y no la demostración de la ecuación.

Escrito por na el lunes, 2 de mayo de 2016

El sistema no funciona.
El sistema tal y como lo percibo no funciona para mi.
Ni para lo que soy, ni para lo que quiero, ni para lo que siento.
Ni siquiera funciona para lo que sé.

Y, sin embargo, funciona tan bien que convertí mis certezas en creencias delirantes.
Mantenidas contra la evidencia de mis hechos y mis actos.

El sistema no funciona y sin embargo sigue funcionando.
Sigue la rueda, sigue la jaula.
Y sigue funcionando porque seguimos sin saber quienes somos, ni para qué estamos aquí, ni de lo que somos capaces.

Puede que sea cuestión de tiempo, pero...
¿Qué pasa mientras pasa el tiempo?

Mientras pasa, mientras pasamos, mantenemos el sistema con el conjunto de creencias compartidas por la humanidad entera y que a lo largo de los siglos, ha ido añadiendo, en cada vuelta de esta decadente espiral, más y más estamentos privilegiados.
El ejército con sus armas, el clero con sus dogmas, la nobleza con sus tradiciones, la burguesía con sus oficios, el proletariado con su salario...

Mi proyecto vital es acabar con todo esto.
Terminar con la jaula y con los privilegios asociados.
Porque soy luz y mi propósito es movilizar la luz.
Porque yo soy capaz.

Escrito por na el domingo, 14 de febrero de 2016

Y ahí estaba.
En la cuneta al alba.

Tratando de comprender el funcionamiento de la luz.
Cuando parecía que nada funcionaba.

A veces me enciendo y a veces me apago.

A veces sí y a veces no.
Y funciona, precisamente, porque es intermitente.
Comentar Temas relacionados: Paranoies 

Escrito por na el domingo, 3 de enero de 2016

En el sistema de creencias que conforma mi mundo, la autorregulación funciona siempre.
Si cada cual es como es, y lo es, haga lo que haga, estará bien.
Y me doy cuenta que al razonar en bucle, convierto la autorregulación en un comodín capaz de salvarme mágicamente de este largo proceso de domesticación.
Y sin embargo, con un comodín mágico no basta.
A mi no me basta.
Cuando mi autorregulacion limita mi libertad, cuando mi autocuidado desaparece para evitar un conflicto que no sé gestionar, algo deja de funcionar en mi.
Algo se rompe cuando los principios se enfrentan.
Como opuestos y no complementarios.
No como hermanas y hermanos, sino como depredadores y rivales.

Incluso la más absurda y ridícula de las existencias tiene su razón de ser y sigue, a su manera, los principios del ser.
Plantear que puede que mi autorregulación no funcione, es una aberración conceptual para el ser vivo que soy.
Me despoja de algo inherente.
Y sin embargo siento que no funciona.
Conceptualmente es imposible que no funcione, pero no esta funcionando.
No al menos de una forma que yo pueda entender y muchísimo menos explicar.
Me estoy saltando la lógica de la autorregulación y de la vida con mis adicciones y mis acorazadas maneras.
Sí, otra vez, todavía.
Plazos, deberes, límites, rutinas...
Y volver a evaluar.
Otra vez.
Todavía.
Comentar Temas relacionados: Magia