Creative Commons 3.0 RSS CSS 2.1 XHTML 1.0
Login  
Registro
 
Escrito por na el lunes, 24 de agosto de 2015

Sé quien eres.
Sé por qué y para qué estas aquí.
Sé lo que intentas hacer conmigo.
Te he descubierto.

No te necesito.
Dejo de engañarme.
Estaba equivocada.
Mi luz alcanza para sanarme.

No me necesitas.
Deja de engañarte.
Mira tu luz propia.
Y ve hacia ella para sanarte.


Gracias por haberme traido hasta el final del túnel.
A partir de aquí, continúo sin parásitos.
Comentar Temas relacionados: Letras 

Escrito por na el domingo, 23 de agosto de 2015

Al tratar mi enfermedad, por todo lo que durante esta semana he tratado de explicar, me he dado cuenta que la terapia individual no sólo es insuficiente para curarme, sino que es parte de mi enfermedad.
El paradigma terapéutico es responsable de la plaga emocional de la humanidad.
Es parte del problema y no de la solución.
Y esa certeza me frena tanto que me obliga a parar.
Otra vez me toca desandar el camino tratando de llegar a mi destino.

El concepto de sanación, tal y como lo entiendo, implica añadir algunas incógnitas porque sabemos más cosas.
Y al aumentar de grado la ecuación, operamos en otra dimensión.
La sanación dinamita los límites de la razón y abre las puertas de lo parapsicológico.
El terreno de lo inexplicable, de lo imposible, de los milagros...

El concepto de sanación implica que la díada terapeuta-cliente no es lo que cura.
Que algo más está siempre presente en el eterno ahora.
Algo más que cuerpo y mente, una matriz bioelectrica capaz de conectar con el campo punto cero, con la fuente inteligente que todo lo une. Y no sólo conectar, sino láser consciente mediante, co-crear.

Me doy cuenta que pasar de la terapia individual y material basada en el hacer, a la sanación grupal y espiritual basada en el ser se sale del contrato profesional establecido.
Me consta que los contratos tienen sus ventajas.
Pero hay procesos en los que no tiene sentido legislar.
Son mucho mas grandes que la suma de sus partes.
Y mucho menos atribuirles en exclusiva cositas como la sexualidad, el trabajo, la salud...
Nos afecta demasiado.
Por mucho que me empeñe, en nombre de mi cordura, responsabilizarme en primera persona -como si fuese la única- me siento como estuviera sanando, con mi parte, la plaga emocional de la humanidad entera.
Con cada parte.

Estoy descubriendo procesos mucho más grandes que mi ser.
Procesos espirituales que explican el origen de mi enfermedad.
Me siento agradecida por los errores que me acercan al mantra original:
Los sentimientos son el cable para conectar, la mente humana es global...
A fuerza de repetirlo, se ha convertido en verdad.
Estoy conectada.
Por fin estoy en casa.
Comentar Temas relacionados: Sanación 

Escrito por na el jueves, 20 de agosto de 2015

Admito que la biodinámica era, para mi tambien, la parte más difícil de asumir de la terapia craneosacral.
La más arquetípica y delirante.
La más potente.
No me queda otra que rendirme y confiar en el ser que soy.
Las implicaciones de la biodinámica representan el fin de la terapia tal y como la entiendo.
Y es importante para mi explicar el salto entre conceptos.
La aceptación incondicional del ser implica que el error se acaba.
Y empieza la ascensión, el resplandor, la iluminación, el satori, el nirvana.. según el mapa.

Me consta que mas acorde a mis creencias resulta el mapa de F.A. Popp sobre biofotones y luz coherente, pero admito que es un terreno que se me escapa. Todavía.

Por eso hoy quiero escribir sobre la parte a la que más reticente me mostraba.
Sobre la dinámica de la vida.
Sobre todo lo que implica el movimiento y la pulsación.
Sobre las consecuencias de la homeostasis y el equilibrio.
Sobre esa energía cósmica que nos regula y conecta.
Sobre la inteligencia que me rige sin que me de ni cuenta.
Ese todo del que formo parte.
Demasiado parecido al concepto de dios como para aceptarlo sin rendición.
Otra vez.
La energía que impulsa la vida es una constante en mi búsqueda y en la de muchys otrys.
¿Quienes somos, de dónde venimos, a dónde vamos?
Para mi son algo mas que los coros de 4 hippys trasnochadas.
Son las preguntas que activan los procesos cognitivos superiores.
Vibraciones que abren las ineludibles puertas de la esencia y la trascendencia.
Esa parte del cerebro que, pese a mis esfuerzos, sigo desarrollando.
Esa antena que inevitablemente, pese a quien pese, sigue evolucionando.
Yo no sé cual de las respuestas a estas preguntas que, como especie, hemos planteado a lo largo y ancho de siglos y culturas es la correcta.
De lo que sí me he dado cuenta es que las creencias asociadas a la vida y la muerte se parecen demasiado como para resultar azarosas por casualidad.
Independientemente de que sean ciertas o no, para mi, funcionan.
Me han aportado un marco de referencia que me veo en la necesidad de explicar.

La terapia craneosacral fue desarrollada por W. G. Sutherland cuando, estudiando osteopatía, se dio cuenta que el cráneo viselado parecía las agallas de un pez.
Misma forma, misma función.
Se le ocurrió que el movimiento funcionaba como la respiración.
A esa pulsación lo llamó mecanismo de respiración primaria.
Porque es un pulso distinto al sistema pulmonar -inspirar y espirar- y al sistema vascular -sístole y diástole-.
Lo que llamamos muerte cerebral es el fin de esta pulsación.
Si se para el sistema cardiopulmonar podemos intervenir. Pero si mefalta la respiración primaria, me muero.
Así de vital y desconocida es.
No tenemos máquina que la sustituya, ni trasplante que la recambie.
Todavía, claro.
Entre otras cosas porque hay energías que funcionan sin cable.
Y porque las leyes de lo fluido no siguen la misma lógica que las leyes de lo sólido.
Y no, no voy a divagar, otra vez, acerca de la alquimia de los elementos.
Lo que pretendo compartir hoy es mi manera de entender cómo es posible que el "cerebro" respire.
De entender el mecanismo respiratorio primario del sistema nervioso central.
A mi me ayuda visualizarlo como una enorme piscina forrada y cubierta por una bolsa de silicona llena de agua y de globos de agua.
Las paredes de la piscina son los huesos que recubren todo el SNC (El cráneo, las vertebras, el sacro)
La bolsa blanda es el sistema de membranas durales. (La duramadre, la aracnoides y la piamadre)
El agua que lo inunda todo es el líquido cefaloraquídeo.
Y los globos de agua son las neuronas.
Creo que no es difícil entender que si me tiro de bomba en el sacro, la onda llegará hasta el cráneo.
Sin cables.
Sin magias.
O dicho como viene en el libro "biodinamica craneosacral" de F. Sills pag 27:
"En su definición clásica el mecanismo respiratorio primario está compuesto por cinco aspectos interrelacionados. Estas cinco relaciones constituyen los tejidos y fluidos dentro de núcleo del cuerpo humano. Se percibe que expresan un movimiento ritmico inherente llamado motilidad, que puede ser palpado y sentido...

1.- Movilidad de los huesos craneales.
2.- Membranas de tensión recíproca.
3.- Fluctuación del fluido cerebroespinal.
4.- Motilidad del sistema nervioso central.
5.- Movimiento involuntario del sacro entre los ilíacos.".

Creo saber que el aire en mis pulmones se mueve porque tengo diafragma.
Y que la sangre en mis venas se mueve porque tengo corazón.
¿dónde está la bomba que mueve e impulsa las paredes vivas de mi piscina?
Sutherland concluyó que la energía que impulsaba la respiración primaria venía de otro lugar, porque allí no la encontraba.
Y en un alarde de originalidad llamó al impulso el Aliento Vital. Osteópata. Paradójico.

A grosso modo así entiendo el enfoque craneosacral. Los seguidores de Sutherland, Sills entre ellos, desarrollan la terapia enfatizando en la parte biodinámica, la parte energética. Perciben, tras años de trabajo, que la respiración del impulso ritmico craneal, a la que llama marea corta, no es más que la cresta de la ola y que a su vez, según donde te sintonices, puedes percibir una marea media y una marea larga. En la pag 51 define la marea larga "como el gran viento organizador generado por el aliento de vida. La marea larga funciona dentro de un gran campo de acción. Parece surgir de y retornar a, "otro lugar". Cuando sus movimientos centrífugos y centrípetos están en equilibrio dinámico, se genera un campo o matriz bioeléctrico estable...La marea media es el fenómeno de marea generado por la acción de la potencia de los fluidos del sistema. La potencia, los fluidos y los tejidos son las tres funciones dentro de este fenómeno de marea..."

La explicación Biodinámica es la más efectiva a nivel terapéutico. La más profunda. El terapeuta, no hace, se abre. Es el ser el que a sí mismy se cura al conectar con "algo más", pero claro, para ese "algo más" no hace falta estudiar, ni pagar, ni dejar de vivir.

Escrito por na el jueves, 20 de agosto de 2015

El fin de orgonónicum no es tirar de currículum ni ponerme medallas.
No me siento orgullosa de mi trayectoria.
Pero así es como he llegado.
Y quiero dar las gracias a todas las personas que me han permitido -con su dedicación- dedicarme.
Desde escribir aquí hasta alimentarme.
No siempre mereciéndolo.

Me consta que no estoy a la altura, que en nombre a su labor, debía haberlo hecho mejor.
Mas fácil, más gratificante, más humano.
Con más amor.
Disfrutándolo.
Sin tantos esfuerzos y sacrificios aparentemente esteriles.
Sin tantas retorcidas vueltas atrapada en la espiral del sufrimiento.

Me he dedicado a quedarme sin ratos libres durante ocho años de mi vida por estudiar psicología en la UV.
Si le añado los años que dediqué a conseguir el acceso, el cómputo aumenta.
Y aunque aprobé, he de admitir que de las egoicas motivaciones iniciales poco queda.
Demasiado tiempo dediqué a comprender al ser que soy desde fuera.
Necesitaba saber qué era lo que funcionaba mal en el bienestar.
Que era lo que pasaba conmigo.
Y ningún enfoque terapéutico profundizaba en "mi" "enfermedad".
Partiendo del psicoanálisis y del conductismo-cognitivismo mas rancio, ignorando deliberadamente a Reich en la facultad, me decanté por la terapia Gestalt.
Hice el prácticum en el ITG y a punto estuve de matricularme en su formación.
Algo me lo impidió.
Gracias.
Después de conocer las implicaciones de Wilhelm Reich, de sentir que su dedicación completaba el rompecabezas, de saber que fue el último que psicoanalizó a Fritz Perls, y de intuir porqué evitas teorizar si no quieres ser impunemente asesinado en prisión. Despues de comprender el pecado original que cometí al ser mujer, después de encontrar la pieza que faltaba, me decidí a matricularme en la formación Reichiana.
Casi lo hago.
Otra vez, algo me lo impidió.
Gracias.
Conecté con mi dolor, y descubrí a través de la dedicación de W. G. Sutherland, un enfoque que se atreve a explicar la psike, el aliento vital, el alma... sin eliminarla de la ecuación.
Mirándola a la cara, manteniendo la mirada.
Desafiando su lógica con la experiencia de la razón.
Fascinada por un enfoque radicalmente distindo a todo lo que estaba acostumbrada, me sorprendí a mi misma matriculándome en la formación de terapia craneosacral biodinámica en la ESCB
Ocho años después de terminar la carrera decidí volver a estudiar.
Volver a quedarme sin tiempo libre en una de las épocas más vitales de mi vida.
Era la mas efectiva de todas las terapias que había probado.
Y tenía que comprender.
No sólo por mi.
Tenía que saber que pasa cuando nos tocamos.
Nada de lo que yo conocía lo explicaba.
Lo que me pasaba en la camilla era algo más que algunas feromonas, esquemas cognitivos y placebos.

Y preparé la bolsa y a Madrid me fui.
No tengo palabras para expresar lo que allí viví.
Conecté con mis peores fantasmas y al volver a casa, durante una semana eterna no pude desempeñar mis ineludibles obligaciones personales, laborales ni familiares.
Enfermé al contactar con algo que no existía. Con algo que creía imposible.
Supongo no sabes lo que es morir hasta que te pasa.
Incapaz de levantarme de la cama, abatida y derrumbada decidí dejar de estudiar.
Y casi casi de vivir.
No podía permitirme el lujo de sentirme tan jodidamente mal.
A la mierda.
La sanación no compensa tanto sufrimiento.
No es lo mismo estudiarlo desde fuera que vivirlo desde dentro.

Y pese a tirar la toalla, descorazonada, me agaché a recogerla renovada en cuanto intuí la primavera.
A base de talonario, me recompuse como pude y volví a la brecha.
Y a pesar de comprender qué era lo que estaba haciendo mal, volví a caer.
Me sentí como la niña del exorcista cuando de mi garganta salió un glutural sonido de otro mundo.
Acojonada, decidí volver a cambiar el enfoque y en lugar de asumir un punto de vista craneosacral biodinámico, me decidí a explorar el biodinámico craneosacral. Que sonaba parecido pero se suponía que no era igual.
Preparé la bolsa, otra vez, y a Murcia me fui a continuar donde lo dejé. Otro grupo, otro lugar y otra gente. otrys profesorys y ayudantes y sin embargo, conecté con las mismas dinámicas. El mismo dolor invalidante. La misma mierda.
Y volví a caer otra vez.
Mas profundo que nunca esta vez.
A punto estuve de no levantarme.
Gracias al corazón de un hombre y al alma de una mujer, me incorporé en otra dimensión.
Aun la estoy asimilando.
Mi dedicación ha cambiado.
Otra vez.
No tiene sentido seguir estudiando.
He establecido conexión.
Ahora sé quién soy.
Otra vez la puñetera luz en acción.
Comentar Temas relacionados: Sanación 

Escrito por na el miércoles, 19 de agosto de 2015

Quizá con la misma ingenuidad.
Queriendo creer que no son conscientes de su responsabilidad.
Del poder que en sus manos sin percatarme dejé.

Yo acuso al Colegio y a todys y cada uny de sus colegiadys del mayor crímen cometido en toda la Historia contra la Humanidad. Y creo que me quedo corta.
Ustedes eran lys responsables de responder, desde el marco de la lógica y la razón, a las cuestiones que nos venimos planteando, como especie, desde la noche de los tiempos.
Ustedes eran quienes debían estudiar la psike.
Era su campo.
Su razon de ser.
Su finalidad:
Estudiarnos desde el marco del conocimiento racional.
Alejándose, por definición, de la ignorancia, la superstición y la esclavitud asociada.
Las universidades fueron creadas para alejarnos de la barbarie.
Para evitar el monopolio que ejercieron los curas en la edad media.
Para que el saber, ese que no tiene ni dios ni patria ni amo, saliera de los monasterios y ese privilegio pudiera ser difundido.
El conocimiento nos hará libres -dijeron- y conseguimos que llegara hasta el pueblo. Y por eso el sistema que mantenemos se autodenomina democrático.
Porque no nos pueden someter sin nuestra colaboración. Y lo sabemos.
La parte del sistema que permite que estudiemos, no nos ha sido regalada.
La hemos conquistado. Como especie. A base de ostias.
No podemos olvidar el sacrificio y el sufrimiento de lys que nos precedieron, ni podemos perpetuarlo. Es un insulto a la inteligencia y a la sensibilidad.

En su lugar, ustedes trabajan para quien paga.
Han sustituido el conocimiento del ser por la programación del ser.
Por el control del ser.
yo acuso al colegio de trabajar para el poder, de olvidar al ser.
Ustedes son responsables del nivel de esclavitud que hemos alcanzado en las empresas, en las escuelas, en las relaciones, en la enfermedad y la salud...
Ustedes han cortado las raíces con la esencia.
Han ignorado la trascendencia, el espíritu, el alma en sus esquemas.
Resulta paradójico que el mismo sistema que alardea de haber matado a dios, no ha dejado de subvencionar sus iglesias, sus sinagogas, sus mezquitas...

Yo les acuso de olvidar la esencia del ser en el trabajo.
En eso que llaman recursos humanos.
Ustedes han conseguido convertirnos en sujetos, en objetos, en números... donde sólo priman los intereses del poder que les compra.
Han conseguido alcanzar unas cotas de productividad históricas a costa de prostituir los conceptos.
Yo acuso al colegio de su falta de honestidad.
Yo les acuso de mentir y engañar llamando educación al adoctrinamiento al que nos someten en las escuelas desde que ustedes estan presentes. Desde que contamos con gabinetes psicopedagógicos nunca la infancia ha estado tan desamparada, tan alineada. Tan alejada del ser. Llaman trastorno a la rebeldía y enfermedad a la tristeza. Llaman delirio a la conexión. Ustedes seleccionan aquellas potencialidades que les conviene a quien les paga y castran todas las demas. Castran las mas potentes, las que escapan a su control.
Castran las raíces y castran las alas.
Yo les acuso de mantener, de aferrarse a modelos limitantes parapetados en la normalidad, esa que tanto necesitan para mantenernos enjauladys.

Pero por encima de todo, les acuso de ignorar la luz.
Sumiéndome otra vez en las tinieblas.

"El deseo de luz produce luz.
Hay verdadero deseo cuando hay esfuerzo de atención.
Es realmente la luz lo que se desea cuando cualquier otro móvil está ausente.
Aunque los esfuerzos de atención fuesen durante años aparentemente estériles, un día, una luz exactamente proporcional a esos esfuerzos inundará el alma"

Simone Weil
Comentar Temas relacionados: Sanación 

Escrito por na el lunes, 17 de agosto de 2015

Dice el I Ching que todo fin es el principio y que todo principio es el fin.
Sí, es importante para mi recordar esta perogrullada.
Vale que no es plan de ponerme apocalíptica, ni arquetípica, ni delirante, otra vez, pero estos principios suponen el fin de mi anterior forma.
De conceptualizarme, relacionarme y funcionar.
Conmigo misma y con lys demás.

Fueron formulados por Rai Castelino en el fascinante campo de la terapia pre y perinatal y son aplicables a cualquier grupo terapéutico. A cualquier interacción humana.
Esto era lo que faltaba.
Las palabras que desde el principio buscaba.
Y es para mi un privilegio poder no solo nombrarlas, sino escribirlas y publicarlas para pronunciarlas contigo.
No son manias, no son locuras, no son ideología.
Son los principios del ser y sin ellos, ni somos, ni soy.

Y son tan fundamentales, tan radicales, tan "utópicos" no solo porque plantean la existencia del ser antes de nacer, sino que además, le ofrecen un marco de comunicación humana. Un marco de relación. Con palabras. Y con gestos. Con conceptos y con actos. Por el mero hecho de ser.

1.- APOYO MUTUO Y COOPERACIÓN.
2.- LIBRE ELECCIÓN.
3.- AUTO-REGULACIÓN.
4.- AUTO-CUIDADO.
5.-CONTACTO OCULAR BREVE Y FRECUENTE.
6.- CONTACTO FÍSICO Y ATENCIÓN EXPLÍCITA Y CONSENTIDA.
7.- CONFIANZA SAGRADA. CONFIDENCIALIDAD.


Cualquiera de estos principios, es por sí mismo revolucionario.
Ahora, integrarlos implica un salto evolutivo en nuestros esquemas compartidos.
Para mi representan el fin de la terapia y el principio de la sanación.

Espero disculpeis si los cuento a mi manera.
Espero algún día perdonarme mis errores.
Forma parte del proceso.
Todavía.
Los grupos humanos que permiten estos principios son la herramienta de sanación más potente, más brutalmente eficaz que he experimentado.
Y lo son porque encarnan al espíritu.
Esa dimensión que no me he permitido porque psiquiatras, psicologys y sofistas varios dejaron en manos de los curas. Eso que infantilmente llamamos alma y que no es más que mis capacidades inexploradas.
Es indescriptible. Nada se le compara. nigún enfoque terapéutico ni corporal ni mental dinamita con tanta fuerza el materialismo, el capitalismo, el patriarcado...
Por eso necesito pronunciar estos principios para incorporarlos en cada interacción. Para participar en mas y mas relaciones donde encarnar la valentía de explorar al ser tal cual.

1.- APOYO MUTUO Y COOPERACIÓN.
Este principio vertebra lo que he entendido por anarquía a lo largo de la historia. Y de mi vida.
La certeza, la convicción de que si funciono así funciono como soy.
Y genero y me genera placer y alegría.
No es casualidad, es feedbak. Y es inteligente. Tu ganas, yo gano.
De lo contrario, me convierto en una eficiente depredadora abocada a la extinción.
A fuerza de exterminar este principio en las guerras, en las escuelas, en las empresas y en las familias, lo convertí en ideología.
Corte las raices con el ser que soy. Olvidé al ser en relación.
En su lugar, la jerarquia, la competición, la obediencia, la injusticia, la envidia, la culpa, el aislamiento, la locura...


2.- LIBRE ELECCIÓN.
El grupo depende de la libre eleción de sus miembros para mantenerse libre.
Si un miembro no es libre, el grupo entero no lo será.
El ser es libre, por definición.
Y sin libertad no soy.
Domesticada y educada, condicionada y guiada, seré muchas cosas, pero humana no.
La libre elección implica mis pensamientos, sentimientos y acciones.
Yo soy yo misma y nadie más es responsable.
Puedo quedarme o puedo irme y elija lo que decida, para el grupo estará bien.
Porque como grupo no interferimos en nuestra esencia: en la libertad para ser o no ser.
Para abrirme, para cerrarme.
Para vestirme, para desnudarme...
Libre elección con la certeza de que el grupo me devolverá las coonsecuencias con las que resuene. El resto, es trabajo individual. Y por eso nos juntamos.

3.- AUTO-REGULACIÓN. La pausa.
El grupo humano, como grupo, sabe que cada miembro es unicy y valiosy tal cual es. Y cada parte tiene la capacidad de regularse a sí misma. A su ritmo. Según su propio proceso y lo respetamos cuando nos juntamos. Si cualquier cosa vertida en el grupo, activa mi sistema nervioso simpático tengo la posibilidad de pedir una pausa para evaluar mi activación y volver al modo parasimpático para volver a conectar conmigo y con el grupo.
Al principio, se acuerda un gesto para parar. Cuando lo que se vive en el grupo es demasiado intenso para cualquiera de los presentes, se para.

4.- AUTO-CUIDADO.
Cuando formamos un grupo humano, cada uny se hace cargo de si mismy para que la horizontalidad pueda ser sostenida. Si tengo sed, bebo. Si me indigesto, poto. Me escucho y me honro y el grupo, que conoce la sed y la angustia, respeta y mantiene su función. Nadie mas es responsable de velar por mis necesidades. El grupo, como grupo, no interfiere en mis procesos. No dificulta, no facilita. Solo mantiene. A menos, claro, que admita mi dependencia y explícitamente pida ayuda.

5.-CONTACTO OCULAR BREVE Y FRECUENTE.
Conscientes del poder de la mirada, cuando nos juntamos, formamos un círculo. Para vernos y reconocernos.
Y cuando hablo al grupo, especialmente cuando lo que cuento es tan intenso que atrapa, evitamos, como grupo, clavar nuestra mirada y nos miramos entre nosotrys hablemos o no.
De esta manera evitamos invadir a nadie cuando toma la palabra y evitamos el protagonismo.
Facilitamos que el ser pueda expresar para sanar manteniendo al ego a raya.

6.- CONTACTO FÍSICO Y ATENCIÓN EXPLÍCITA Y CONSENTIDA.
El contacto es presencia en relación. Contacto, ademas de con la mirada, con la intencion, con la atención, y por supuesto, con el tacto. En los grupos donde somos conscientes de todo lo que activamos, no lo forzamos. Nos avisamos antes de iniciar el contacto y antes de finalizarlo.
Mutuamente consentido o no es.
Antes de poner mi atención en ti, te aviso. Y espero tu respuesta a esta intención. Cuando quito mi intención sobre tí tambien espero tu consentimiento. De lo contrario, te invado.

7.- CONFIANZA SAGRADA. CONFIDENCIALIDAD.
Lo que sale en el grupo, pertenece al grupo.
No se puede hablar de nadie sin su permiso explícito.
Tan solo de mi.
No chismorreo, ni critico, ni juzgo.
Ni dentro, ni fuera.
Traiciono al grupo entero cuando lo vulnero.
Comentar Temas relacionados: Sanación 

Escrito por na el lunes, 8 de junio de 2015

Lo que hoy traigo, fue escrito para ser practicado y divulgado.
Para ser difundido.
Con esa intención fue redactado: para ser conocido y reconocido.
Para ser irradiado y extendido en todas las dimensiones y sentidos:
Hacia dentro y hacia fuera.
Y también hacia los lados.
Hacia arriba y abajo.
Y en diagonal.
Hacia delante y atras.
En paralelo y en perpendicular.
En este lado y en los demás.
Sí, me doy cuenta, es tan enorme que se me va.
Y dejo que se me vaya porque ahora sé que no me pertenece, que no es mío.
Nunca lo ha sido.
Sé que está aquí, que formo parte.
Sé que necesita ser expresado y sé que dispongo de recursos para hacerlo.
Mis potencialidades humanas ya no son una posibilidad, se han convertido en una necesidad, tan vital como respirar.
Algo ha cambiado.
Ya no me da miedo sentir al alma.
Sé cómo llegar al borde sin salirme del centro.
Sin dejar que me arrastre la espiral de la pena, del dolor y la rabia.
Y puedo decir todo esto sin sentirme poseida y loca.
Y tanto se me va que me da por recordar que los recursos del planeta pertenecen a la humanidad entera.
A la vida entera.
Y esto que hoy, sin mérito alguno hago mío, es el mayor recurso que tengo.
De muchas formas ha sido explicado y no era capaz de entenderlo.
Esta en concreto la pego tal cual por cómo recorre el espectro.
Por cómo y cuándo me ha llegado.
Como todo lo que me llega, justo a tiempo.
Gracias.
Y ni las leyes, ni las creencias, por muy mayoritarias que se crean, pueden alterar la verdad desnuda que resuena a lo largo, ancho y profundo del tiempo y espacio que cohabito.
Aunque el premio por gritar su desnudez sea la cicuta, la cruz, la hoguera, la cuneta... nadie puede pretender adueñarse de esta herencia compartida.
Por poder pueden, claro, y por poder pretenden y a ratos parece que hasta lo consiguen.
Le plantan un copyright y se quedan tan panchys.
Fronteras, egos, etiquetas...
Y todo tiene dueñy, y todo tiene precio.
Y algo muere por dentro cuando consiguen que las necesidades humanas solo sean accesibles si las pagas.
La verdad no es negociable:
Y nadie más es responsable.




Thich Nhat Hanh
Cómo lograr el milagro de vivir despierto
(Un manual de meditación)


TREINTA EJERCICIOS PARA PRACTICAR LA ATENCION MENTAL

1. La media sonrisa
a) Media sonrisa en cuanto se despierte por la mañana: Cuelgue una rama o cualquier otro signo,
incluso la palabra “sonrisa” del techo o en la pared, de modo que la vea en cuanto abra los ojos.
Esta señal le servirá de recordatorio. Emplee unos segundos antes de levantarse de la cama en
regular la respiración. Haga tres respiraciones mientras mantiene la media sonrisa. Siga la
respiración.
b) Media sonrisa en los ratos libres: Mientras este en una sala de espera, o en el autobús, en una cola
de correos, o en cualquier lugar en el que permanezca sentado o de pie, semisonria. Inspire y
expire lentamente tres veces. Mantenga la media sonrisa y considere su propia naturaleza en el
foco de su atención.
c) Media sonrisa mientras escucha música: Escuche una pieza de música durante dos o tres minutos.
Preste atención a las palabras, música, ritmo y sentimientos. Sonría mientras observa su inhalación
y exhalación.
d) Media sonrisa cuando este irritado: Cuando se de cuenta de que esta irritado, semisonria. Inhale y
exhale tranquilamente, manteniendo la media sonrisa durante tres respiraciones.

2. Dejarse ir. Relajación
a) Dejarse ir en posición yacente: Túmbese de espaldas sobre una posición plana sin el soporte de un
colchón o una almohada. Mantenga los brazos extendidos a los lados y las piernas ligeramente
separadas, extendidas al frente, Mantenga una media sonrisa. Respire tranquilamente con la
atención enfocada en la respiración. Deje ir cada músculo del cuerpo. Relaje cada músculo como si
estuviera colgado a través del suelo o como si fueran tan blandos y flexibles como un trozo de seda
colgado de una cuerda, puesto a secar. Déjese ir totalmente, mantenga la atención solamente en la
media sonrisa y en la respiración. Identifíquese con un gato, completamente relajado ante un fuego,
con los músculos fláccidos, sin hacer resistencia a las caricias de nadie. Siga así durante 15
respiraciones.
b) Déjese ir en posición sedente: Siéntase en la postura del loto o en medio loto, o con las piernas
cruzadas, o plegadas al frente, o incluso en una silla con los dos pies tocando el suelo. Semisonria.
Continúe como en el ejercicio anterior.

3. Respiración
a) respiración profunda: Túmbese sobre la espalda (como en el ejercicio 2a). Respire uniforme y
suavemente, dirigiendo la atención al movimiento del estomago. Cuando comience a inspirar deje
que el estomago se eleve para llevar el aire a la mitad inferior de los pulmones. Cuando la mitad
superior de los pulmones comience a llenarse de aire, el pecho comienza a elevarse y el estomago
comienza a descender. No se canse. Continúe durante 10 respiraciones. La expiración será mas
larga que la inspiración.
b) Medir la respiración por las pisadas: Pasee lentamente y relajadamente en un jardín, a lo largo de
un río o en un sendero rural. Respire normalmente. Determine la longitud de su respiración, la
inhalación y la exhalación, por el número de pasos. Continúe durante unos minutos. Comience a
alargar la expulsión en un paso, pero no fuerce una inspiración mas larga, deje que sea natural.
Vigile cuidadosamente la inhalación para ver si existe el deseo de prolongarla. Continúe durante 10
respiraciones.
Ahora prolongue la expulsión un paso mas. Vigile si la inspiración se alarga un paso o no.
Prolongue la inspiración solamente cuando sienta que será agradable. Después de 10 respiraciones
vuelva a respirar normalmente.
Transcurridos unos cinco minutos puede comenzar de nuevo la práctica de alargar las
respiraciones.
En cuanto se sienta un poco cansado, vuelva a la normalidad. Después de varias sesiones de esta
practica, la inspiración y la expulsión serán de igual duración. No practique mucho tiempo; iguale la
duración durante 10 o 20 respiraciones antes de recuperar el ritmo normal.
c) Cuente la respiración: Siéntese en loto o medio loto o vaya a dar un paseo. Cuando inhale este
atento: “estoy inhalando”; cuando exhale este atento: “estoy exhalando”. Recuerde respirar desde el
estomago (3a). Cuando comience la segunda inhalación este atento: “estoy inhalando, dos”; y al
exhalar lentamente este atento: “estoy exhalando, dos”. Continúe hasta llegar a 10. Cuando halla
llegado a 10 vuelva a empezar por el uno. Siempre que pierda la cuenta vuelva a comenzar por el
uno.
d) Seguir la respiración mientras se escucha música: Escuche una pieza musical. Haga respiraciones
largas suaves y uniformes. Siga su respiración y sea el dueño de ella mientras permanezca atento a
los movimientos y sentimientos de la música. No se pierda en la música; continúe siendo el dueño
de su respiración y de si mismo.
e) Seguir la respiración mientras se mantiene una conversación: Haga respiraciones largas, suaves y
uniformes. Siga su respiración mientras escucha a un amigo y mientras usted mismo habla.
Continúe como en 3d.
f) Seguir la respiración: Siéntese en loto o medio loto o vaya a dar un paseo. Comience a inspirar
lenta y normalmente (desde el estomago) atento al hecho de que “estoy inhalando normalmente”.
Exhale con atención: “estoy exhalando normalmente”. Hágalo tres veces. La cuarta alargue la
inspiración atento al hecho de que “estoy haciendo una inspiración larga”. Expulse con atención al
hecho: “estoy haciendo una larga expulsión”. Hágalo tres veces.
Ahora siga su respiración cuidadosamente, consciente en todo momento del estomago y los
pulmones. Siga la entrada y la salida del aire. Este atento a hecho de que “estoy inhalando y
siguiendo la inhalación desde el principio al fin. Estoy exhalando y siguiendo la exhalación desde el
principio al fin”. Continúe durante 20 respiraciones. Vuelva a la normalidad. Tras 2 minutos repita el
ejercicio. Recuerde mantener la media sonrisa mientras respira. Una vez que domine este ejercicio
pase al 3g.
g) Respirar para pacificar cuerpo y mente y realizar la Alegría: Siéntese en loto o medio loto.
Semisonria. Siga la respiración (3d). Cuando la mente y el cuerpo estén tranquilos, continúe
respirando muy suavemente atento al hecho de que “estoy inspirando y haciendo la respiración
corporal ligera y pacifica. Estoy expirando y haciendo la respiración corporal ligera y pacifica”.
Hágalo por tres veces, haciendo nacer el pensamiento siguiente con atención mental: “Estoy
inspirando y haciendo todo mi cuerpo ligero, pacifico y alegre”. Continúe por tres respiraciones
haciendo surgir el pensamiento: “Estoy inspirando mientras mi cuerpo y mente están alegres y en
paz. Estoy expulsando mientras mi mente y mi cuerpo están alegres y en paz”.
Mantenga este pensamiento con atención de cinco a treinta minutos, o durante una hora, según su
capacidad y del tiempo de que disponga. El principio y el final de la práctica deben ser relajados
tranquilos. Cuando quiera parar, cuidadosamente de masajes a los ojos y a la cara con las dos
manos y luego masajee los músculos de las piernas antes de volver a sentarse con normalidad.
Espere un momento antes de levantarse.

4. atención Mental de la posición y movimientos del cuerpo
a) atención sobre la posición del cuerpo: Puede ser practicada en cualquier momento y lugar.
Comience por enfocar la atención hacia la respiración. Respire más lenta y profundamente de lo
normal. Permanezca atento a la posición del cuerpo, bien este paseando, de pie, tumbado o
sentado. Sepa por donde pasea; sepa donde esta parado, donde yace, donde se sienta, Este atento
al propósito de su posición. Por ejemplo, puede estar consciente de que esta sentado en una verde
colina para refrescarse, para practicar respiraciones o simplemente para estar. Sino existe ningún
propósito determinado, sea consciente de que no existe propósito alguno.
b) atención a la preparación del te: Prepare te para servírselo a algún amigo o para usted mismo.
Haga cada movimiento lentamente, con atención mental. No deje pasar ningún movimiento sin ser
consciente de todos sus detalles. Dese cuenta de que sus manos sujetan la tetera por el asa. Dese
cuenta de que esta echando el te, aromático y caliente, en la taza. Siga con atención cada paso.
Respire más suave y profundamente de lo normal. Siga la respiración si la mente se dispersa.
c) La atención mientras se lavan los platos: Friegue los platos relajadamente como si cado uno de
ellos fuera un objeto de contemplación. Considere cada plato como la Autentica Realidad. Siga la
respiración para prevenir la dispersión mental. No trate de apresurarse para acabar cuanto antes.
Considere el lavado de la vajilla como la cosa más importante del mundo. Fregar platos es
meditación, y si no puede hacerlo con atención, tampoco podrá meditar mientras se sienta en
silencio.
d) La atención mientras se lava la ropa: No lave demasiadas cosas a la vez. Seleccione tres o cuatro
piezas de ropa cada vez, para lavarlas. Escoja la posición mas cómoda, ya sea sentado o de pie,
para prevenir un dolor de espalda, restriegue la ropa relajadamente manteniendo la atención en
cada movimiento de las manos y de los brazos. Preste atención al jabón y al agua. Cuando
terminado de frotar y aclarar, su mente y su cuerpo deben sentirse tan fresco como la ropa.
Recuerde mantener la media sonrisa y tome conciencia de la respiración cada vez que la mente le
distraiga.
e) La atención mientras se limpia la casa: Divida el trabajo en etapas: ordenar cosas y colocar libros,
etc., fregar el retrete, limpiar el cuarto de baño, barrer el suelo y limpiar el polvo, etc. Emplee tiempo
suficiente para cada cosa. Muévase lentamente, tres veces más lento de lo habitual. Concéntrese
plenamente en cada tarea. Por ejemplo mientras coloca un libro en la estantería, dese cuenta de
que libro es, dese cuenta de que esta colocándolo, tratando de ponerlo en un lugar específico. Sepa
que sus manos alcanzan el libro y lo recogen. Evite todo movimiento abrupto y áspero. Mantenga la
atención en la respiración, especialmente cuando la mente se distraiga.
f)La atención mientras se baña: Concédase 30 o 45 minutos para tomar un baño. No se apresure ni
un segundo. Desde el momento en que se prepara el baño hasta el momento en que se pone la
ropa limpia, deje que cada movimiento sea suave y lento. Tome conciencia de cada instante. Ponga
la atención en cada parte del cuerpo sin discriminación o miedo. Tome conciencia del contacto del
agua con el cuerpo. Cuando se acabe, su mente se sentirá tan en paz y ligera como su cuerpo. Siga
su respiración. Piense de si mismo que esta en un limpio y fragante estanque de lotos en el verano.
g) La atención en el guijarro: Siéntese en loto o medio loto. Regule la respiración como en el ejercicio
3c. Cuando su respiración sea lenta y uniforme comience a relajar todos los músculos mientras
mantiene la media sonrisa, como en el ejercicio 2a. Identifíquese con un guijarro que se sumerge en
un claro arroyo. Mientras se sumerge no hay intención de guiar el movimiento. Húndase hasta el
lugar de completo reposo sobre la apacible arena del lecho del río. Continúe meditando en el
guijarro hasta que su mente y su cuerpo estén en absoluto reposo: una piedra descansando en la
arena. Mantenga esa paz y ese gozo media hora, mientras vigila su respiración. Ningún
pensamiento acerca del pasado o del futuro puede apartarle de esa paz y de ese gozo. El universo
existe en ese momento presente. Ningún deseo puede apartarle de esa paz actual, ni siquiera el
deseo de llegar a ser un Buda o el deseo de salvar a todos los seres. Sepa que el deseo a ser un
Buda o salvar a todos los seres solo puede realizarse sobre la base de la paz pura de ese
momento.
h) Planear un día de atención mental: Seleccione un DIA de la semana, cualquier DIA, el que mejor
convenga a su situación. Olvide el trabajo que tiene que realizar los demás días; no organice
reuniones ni citas. Haga solo trabajos sencillos, tales como limpiar la casa, guisar, lavar la ropa o
quitar el polvo. Siga los métodos descritos en el ejercicio 4c. Luego prepare un poco de te (4b).
Puede leer las Escrituras o escribir cartas a los amigos íntimos. Luego de un paseo para practicar el
método de la respiración (3b, 3c y 3e). Mientras lea las Escrituras o escriba al amigo, mantenga la
atención, no deje que el Sutra o carta le lleve a cualquier otro sitio. Mientras lea los textos sagrados,
sepa que esta leyendo; mientras escriba la carta, sepa que esta escribiendo. Siga el mismo
procedimiento que cuando escucha música o charla con un amigo (3d, 3e). Por la noche, prepárese
una cena ligera, quizás solo un poco de fruta o un zumo. Siéntese en meditación una hora antes de
irse a la cama. Siga el método descrito en el ejercicio 4g, 3e o 3g. Durante el DIA, de un par de
paseos de 30 o 45 minutos. No lea antes de dormirse y en lugar de esto, practique una relajación
total (2a) durante 5 o 10 minutos. Sea amo de su respiración. Respire suavemente (la respiración no
debe ser demasiado larga). Siga los altibajos del estomago y pecho, los ojos cerrados. Cada
movimiento durante este DIA debe ser, al menos, dos veces más lento que lo habitual.

5. Contemplación de la Interdependencia
a) Contemplación de los cinco agregados: Busque una foto suya cuando era niño. Siéntese en loto o
en medio loto y comience a seguir su respiración como en el ejercicio 3e. Después de 20
respiraciones, comience a enfocar su atención en una foto situada frente a usted. Recréese y viva
de nuevo los cinco agregados de los cuales estaba hecho en el momento en que se tomo la foto: las
características físicas del cuerpo, sus sentimientos, percepciones, funciones mentales y conciencia
en aquella edad. Continúe con la respiración. No deje que los recuerdos lo seduzcan y venzan.
Mantenga esa contemplación durante 15 minutos. Vuelva su atención a su ser presente. Sea
consciente de su cuerpo, sentimientos, percepciones, funcionamiento mental y conciencia en el
momento actual. Vea los cinco agregados que le conforman. Hágase la pregunta: “¿Quién soy yo?”.
Deje que la pregunta arraigue profundamente, como una nueva semilla sembrada en tierra suelta y
regada con agua. La pregunta “¿Quien soy yo?” no debe ser una consideración abstracta a
considerar con un intelecto discursivo. La pregunta ¿Quién soy yo? No deberá confinarse en el
intelecto, sino ser entregada al cuidado de la totalidad de los cinco agregados. No trate de encontrar
una respuesta intelectual. Haga la contemplación durante 10 minutos, manteniendo una respiración
suave pero profunda para prevenir ser empujado a la reflexión filosófica.
b) La Contemplación del propio esqueleto: Túmbese en una cama, una esterilla o la hierba en una
posición en la que se encuentre cómodo. No use almohada. Comience a tomar contacto con la
respiración. Haga la contemplación de que todo lo que ha quedado de su cuerpo es un esqueleto
blanco que yace sobre la superficie de la tierra. Mantenga la media sonrisa y continúe siguiendo la
respiración. Imagine que toda su carne se ha descompuesto y desaparecido, que su esqueleto yace
en la tierra 80 años después de haber sido enterrado. Vea claramente los huesos de su cabeza,
espalda, costillas, caderas, piernas y brazos, los huesos de los dedos. Mantenga la media sonrisa,
respire muy suavemente con el corazón y la mente serenos. Vea que su esqueleto no es usted. Su
forma corporal no es usted, ni siquiera son de usted los sentimientos, pensamientos, acciones y el
conocimiento. Mantenga esa contemplación durante 20 o 30 minutos.
c) Contemplación de su verdadero aspecto antes de haber nacido: En la postura de loto o del medio
loto siga la respiración. Concéntrese en el punto del comienzo de su vida (A). Sepa que ese es
también el punto de partida de su muerte. Vea que tanto su vida como su muerte se manifestaron al
mismo tiempo: esta es porque aquella fue. La una no se sucedería sin la otra. Vea que la existencia
de su vida y de su muerte dependen la una de la otra: la una es el cimiento de la otra. Vea que
usted es al mismo tiempo su vida y su muerte, que ambas no son enemigas, sino dos aspectos de
la misma realidad. Entonces concéntrese en el punto final de doble manifestación (B) que,
erróneamente es llamada muerte. Vea que es ese punto final de la manifestación tanto de la vida
como de la muerte. Vea que no hay diferencia entre lo que hay delante de A o detrás de B.
d) La Contemplación sobre un ser amado que ha muerto: Póngase en una posición cómoda.
Comience a tomar contacto de su respiración como en 3e. Contemple el cuerpo de un ser amado
que haya muerto, ya sea unos cuantos meses o años. Sepa claramente que la carne de la persona
se ha descompuesto y que solo el esqueleto permanece tranquilamente bajo la tierra. Sepa
claramente que su propia carne esta todavía aquí y que en usted mismo están todavía combinados
los cinco agregados de forma corporal, sentimientos, percepciones, funciones mentales y
conciencia. Piense en su interacción con esa persona en el pasado y ahora. Haga esa
contemplación por 15 minutos.

6. La contemplación en la compasión
A
VIDA
B
MUERTE
a) Contemplación en las personas que usted mas odie o desprecie: Siéntese en la postura del loto o
del medio loto. Sonría y respire como en el ejercicio 2b. Contemple la imagen de la persona que le
haya causado más sufrimiento. Use la imagen de esa persona como el objeto de su contemplación.
Contémplela en su forma corporal, sentimientos, percepciones, procesos mentales y conciencia de
la persona. Contemple cada agregado separadamente. Comience por la forma corporal. Contemple
los aspectos que usted odie o desprecie más o que encuentre más repulsivos. Continúe con los
sentimientos de la persona. Trate de ver lo que hace a esa persona gozar o sufrir en la vida diaria.
Cuando contemple las percepciones, trate de ver a que modelos de pensamiento y razonamiento
sigue esa persona. Para los procesos mentales, examine que es lo que motiva las esperanzas y
acciones de esa persona y lo que motiva sus actos. Finalmente considere su conciencia; vea si sus
puntos de vista y sus percepciones son abiertos y libres o no y si ha sido influenciado por cualquier
prejuicio: estrechez de mente, odio o ira. Vea si es o no dueño de si mismo. Siga esta
contemplación hasta que sienta que la compasión surge en su corazón como un pozo que se va
llenando de agua fresca, y que su ira y su resentimiento desaparecen. Practique este ejercicio
muchas veces con la misma persona.
b) Contemplación en el sufrimiento causado por la falta de sabiduría: Siéntese en loto o medio loto.
Siga su respiración como en 3e. Elija la situación de una persona, familia o sociedad que a su juicio
mas sufra. Ese será el objeto de su contemplación. En el caso de una persona, trate de ver cada
uno de los sufrimientos que esa persona esta sobrellevando. Comience con el sufrimiento de la
forma corporal (enfermedad, pobreza, dolor físico) y luego siga con el sufrimiento causado por los
sentimientos (conflictos internos, miedo, odio, celos, conciencia torturada). Considere a continuación
los sufrimientos causados por las percepciones (pesimismo, engolfamiento en los problemas con un
punto de vista estrecho y oscuro) Vea si sus procesos mentales están motivados por el miedo, el
desaliento, la desesperación o el odio. Vea si su conciencia esta obstruida por esta situación, a
causa de su sufrimiento, a causa de la gente que le rodea, su educación, la propaganda o la falta de
autocontrol. Medite sobre todos estos sufrimientos hasta que su corazón se llene de compasión
como un pozo de agua fresca y vea que esa persona sufre a causa de sus circunstancias y de la
ignorancia. Resuelva en su corazón y en su mente ayudar a esa persona a salir de su situación
presente, pero siempre de la forma más silenciosa y menos pretenciosa posible.
En el caso de una familia, siga los mismos métodos. Examine los sufrimientos de una persona y
luego de otra hasta que haya examinado los sufrimientos de toda la familia. Vea que los
sufrimientos de ellos son los sufrimientos de usted. Vea que no es posible hacer reproches a
ninguna persona de ese grupo. Vea que debe ayudarles a liberarse a si mismos de su situación
presente de la manera mas silenciosa y menos pretenciosa posible. En el caso de una sociedad,
tome la situación de un país en guerra o en cualquier otra situación injusta. Trate de ver como cada
persona envuelta en el conflicto es una victima. Vea que nadie de los que luchan entre si o están en
lados opuestos desea que continúe ese sufrimiento. Vea que no hay solo un culpable o grupo de
culpables de esa situación. Vea como la situación es posible por la superposición de ideologías y
por el injusto sistema económico mundial que es sustentado por cada persona a causa de la
ignorancia o por la falta de resolución para cambiarlo. Vea que las dos partes de un conflicto no
están realmente opuestas, sino que son dos aspectos de la misma realidad. Vea que la cosa mas
esencial es la vida y que matar u oprimir a otros no resuelve nada. Recuerde las palabras del Sutra:
“En tiempo de guerra”.
Erige en ti el Espíritu de la compasión
Ayudando a los seres vivientes
A abandonar el deseo de lucha
Donde quiera que haya furiosa batalla
Entrégate totalmente
A mantener igualada las fuerzas de ambos lados
Y luego intervén para solucionar el conflicto.
(Vimalakirti Nirdesa)
Medita hasta que desaparezca cada reproche y cada odio, y la compasión y el amor inunden tu
corazón como un pozo de agua fresca. Haz votos para trabajar por el despertar y la reconciliación
de la forma más silenciosa y sin pretensiones posibles.
c) Contemplación en la acción desinteresada: Siéntese en loto o medio loto. Siga su respiración como
en 3e. Tome como objeto un programa de desarrollo rural o cualquier otro proyecto que considere
importante para su meditación. Observe el propósito del trabajo, los métodos que se vayan a
emplear y la gente implicada. Considere primero el propósito de proyecto. Vea que el trabajo es
servir, aliviar el sufrimiento, responder a la compasión y no satisfacer el deseo de alabanzas o
reconocimiento. Vea que los métodos utilizados estimulen la cooperación entre los humanos. No
considere el proyecto como un acto de caridad. Considere a la gente implicada. ¿Todavía los ve en
términos de unos que sirven y otros que se benefician? Si todavía ve que hay quienes sirven y
quienes se benefician, su trabajo es para usted mismo y sus trabajadores, y no por el servicio. El
Prajnaparamita Sutra dice: “El Bodhisattva ayuda a los seres vivientes a pasar a la otra orilla pero
de hecho ningún ser viviente esta siendo ayudado a cruzar a la otra orilla”. Resuelve trabajar en el
espíritu del Prajnaparamita, el espíritu de la acción desinteresada.
d) Contemplación en el desapego: Siéntese en loto o medio loto. Siga su respiración como en 3e.
Rememore los éxitos más significativos de su vida y examine cada uno de ellos. Examine su
talento, sus virtudes, su capacidad, la convergencia de condiciones favorables que le condujeron al
éxito. Estudie la complacencia y la arrogancia que han surgido del sentimiento de que era usted la
causa principal del éxito. Derrame la luz de la interdependencia sobre todo el asunto para ver que el
logro no es realmente suyo sino de la convergencia de varias condiciones favorables más allá de su
alcance. Véalo hasta que deje de estar atado a esos éxitos. Solo cuando pueda renunciar a ellos
podrá ser realmente libre y no ser atacado mas por ellos. Rememore los más amargos fracasos de
su vida y examine cada uno de ellos. Examine su talento, sus virtudes, su capacidad y la ausencia
de condiciones favorables que condujeron al fracaso. Examine todos los complejos que han surgido
en usted a causa del sentimiento de que no es capaz de alcanzar el éxito. Derrame la luz de la
interdependencia sobre todo el asunto para ver que los fallos no son debidos a su falta de habilidad
sino más bien a la falta de condiciones favorables. Contemple para ver que no tiene que echarse
esos fracasos sobre sus hombros, que esos fallos no son su propio ser. Vea si esta libre de ellos.
Solamente cuando pueda renunciar a ellos estará realmente libre y no será asaltado por ellos nunca
más.
e) Contemplación en el no abandono: Siéntese en loto o medio loto. Siga su respiración como en 3e.
Aplique uno de los ejercicios 5a, 5b o 5c. Ve que todo es impermanente y que carece de identidad
eterna. Contemple para ver que aunque las cosas sean impermanentes y sin identidad perdurable,
son sin embargo maravillosas. Mientras no este atado por lo condicionado, tampoco lo esta por lo
no-condicionado. Contemple que el Bodhisattva si bien no esta atrapado por los cinco agregados y
por los dharmas condicionados, tampoco esta separado de ellos. Aunque puede abandonar los
cinco agregados y los dharmas condicionados como si fueran frías cenizas, todavía puede alojarse
en los cinco agregados y en los dharmas condicionados y no ser inundados por ellos. Es como una
barca sobre el agua. Contemple para ver que la gente despierta, aunque no esta esclavizada por el
trabajo de servir a los seres vivientes, nunca abandone el trabajo de servir a los seres vivientes.
Ver Comentarios (3) Temas relacionados: Consciencia 

Ir a página 1 2 3