Creative Commons 3.0 RSS CSS 2.1 XHTML 1.0
Entrar  
Rexistru
El sótanu del paraísu... 
Escrito por Sumiciu el sábadu, 24 ochobre de 2009




¿Cuándo vas a venir otra vez por aquí?
Cuando gire el poniente en tu cuello.
Tú tenías que hacer lo que había que hacer
pero el mundo nunca era un pañuelo

Te vigilé las horas del viaje más largo
Como si fueras a llevarte la luna debajo del brazo.

Caminando hacia el puerto de Santa María,
Con tus piernas ardiendo en el salpicadero.
Yo tampoco te dije que no lo sabía
Pero tú me seguias el juego

Te vigilé las horas del viaje más largo
Como si fueras a llevarte la luna debajo del brazo

Lo tuvimos tan cerca que nunca lo vimos
lo perdimos tan fácil que valió la pena
y ahora quiero llamarte por teléfono
decirte que aunque no me diera cuenta en aquel momento
Aquello fue importante para mí

¿Cuándo vas a venir otra vez a Madrid?
¿Cuándo vas a venir otra vez por aquí?

Quique González
Ver Comentarios (2) Temes relacionaos: Música 

Escrito por Sumiciu el martes, 20 ochobre de 2009

Por la libertad - Barricada from Barricada on Vimeo.




La tarde huele a ganas de llover y el corazón late demasiado deprisa
¿Porqué te tocó enamorarte de él que siempre fue un perdedor sin camisa?
Aquella noche le atravesaron al compañero de tu hermana con un balazo
y al abrigo de las sombras con un médico acabado
en la guarida él estaba a su lado
Ideales de locura en su cara enredados por completo en una tela de araña
Tus ojos azules de mirada tan limpia le hicieron olvidar el miedo de huir
Que difícil es contar los pasos que se dieron por la libertad
Que difícil es mirar los días robados ahogados en sangre
Sin ventanas y sin puertas el pasado se condena
Que difícil es contar los pasos que se dieron por la libertad

Días de angustia y de soledad después de la noticia de la última emboscada
La larga espera, los días de cárcel, la visita anual antes de Navidad
y hoy por fin con los nervios en un puño le verás salir después de veinte años
¿A cuántos robaron la juventud y a cuántos más se los liquidaron?
Acabó la guerra pero no acabó el miedo
y por fin empezaron los abrazos más tiernos
Tus ojos azules de mirada tan limpia le hicieron olvidar el tiempo de sufrir
Que difícil es contar los pasos que se dieron por la libertad
Que difícil es mirar los días robados ahogados en sangre
Sin ventanas y sin puertas el pasado se condena
Que difícil es contar los pasos que se dieron por la libertad
(que difícil es contar, qué difícil es mirar) Por la libertad
(que difícil es contar, qué difícil es mirar) Por la libertad

Barricada.


Un gran homenaxe a los que siempre fueron "perdedores sin camisa". Hacia les causes imposibles, a pechu descubiertu. Güei como ayeri.

Escrito por Sumiciu el llunes, 12 ochobre de 2009


Escrito por Sumiciu el xueves, 1 ochobre de 2009

Sonen, a lo fondero, les güelgues d'un cantar revolucionariu...pero naide nun ye quien a estremar les notes.

Cuando caen les fueyes al suelu y ún tien que deprender a caleyar en semiescuridá al abellugu l'aire les castañes hai un cantar que remanez de nenyure invadiéndolo too con un arume conocíu d'alcordanza. Ye'l tiempu la gueta les castañes, de los caminos enllenos oricios y de la húmeda señaldá d'esta tierra.

Lo mesmo que'l vientu xiringa los castañeos pa face-yos soltar el so frutu a les castañales daqué se xiringa al mesmu ritmu na memoria d'Asturies. Tolos ochobres, nun falta un dende fai ya 75 años (los mesmos que tú tuvieres...) vuelvenmos a la cabeza aquellos cantares vieyos que falaben de dinamita. Entós, les voces de la resistencia (tantu al tiempu como al momentu) entamen a oyise, eses que tuvieron apagaes durante tol añu. Sentaes nuna silla con cara murnia o escondíes nos llibros.

Y cuéntenmos la hestoria, la hestoria d'un réxime que llueu fundió les esperances de la xente nuna realidá cruda na que énte l'aneciar de la reaición namás quedaba la rabia. Nel tiempu de les idegues, les baldoses amarielles nun podíen dir a otru llau que nun fuera a la consecuencia más inmediata, más humana: la llucha pola supervivencia, la llucha pola llibertá.

Cuando s'esclarien les bases ye cuando toma forma tamién l'horizonte, ye cuando la unidá tien xacíu y les siegles nun son más que etiquetes que desenboquen toes nel Socialismu. Anque siempre hai dalguna que intenta que'l barcu nun salga del cai y namás se sube a él cuando ve que esti va garrando un velocidá curiosa ya imparable. Güei falar d'eses siegles ye falar d'una hestoria bien estremada y d'un fueu que yá nun esiste. Vuelves la cara pa'l frente y sueltes un par de llárimes llastimeres mientres apretes los dientes intentando da-y un taragañu a la rabia.

Lo cierto ye que n'Asturies hebo una Revolución, un intentu de superar el réxime de la Segunda República que agotara les esperances de los socialistes (tantu de partíu como llibertarios) y que los fexo xunise n'amarraza. El casu ye que un fuelga a nivel estatal dixebrose en dellos llaos dando llugar a les consecuencies afayadices en cada marcu y que n'Asturies, como nun pudo ser d'otra forma nun país de capital foriatu y base obrera tomo'l camín revolucionariu. Coyones (y munchos, munchísimos, ovarios) y dinamita.

Habrá países con munchu arguyu pola so hestoria, pero pocos con tanta hestoria pol so arguyu. Pero agora nun ye plan de cambiar el cuentu, nun se pue disfrazar el siguiente pasu necesariu con banderes republicanes, anque munchos tuvieron otra vuelta na verdadera vanguardia. Que nun yera otra más que onde algamaben les bales, pero esa ye otra hestoria, tamién tapecida porque anguaño tamién la tierra ta sorda. Tampoco'l motor fue nacional, anque valiera de formientu pa talantar el verdaderu niciu d'Asturies no social y el marcu no estratéxico. Fue lo que fue, porque nun hai país más llibre que aquel nel que se llibera la so xente.

Mientres tantu, llimpiamos con llárimes l'alcordanza ya intentamos facer de los nuestros güeyos un cristal claru que espeye los suaños. L'almiración polos que s'atrevieron a llevalos a cabu y el naguar porque esi pensamientu mos esconsoñe. Pa tirase al monte y glayar un ixuxú que faiga llevantase a tolos paises a toles revoluciones.